Viajero yo te ensenare Fuentiduena 2
Participantes del programa ‘Viajero, yo te enseñaré Segovia’ en Fuentidueña. / EL ADELANTADO

El programa de visitas guiadas ‘Viajero, yo te enseñaré Segovia’ que propone la Diputación Provincial concluyó el fin de semana su cuarta salida. Los participantes tuvieron la posibilidad de descubrir Fuentidueña y Sacramenia, la tierra del románico segoviano. Historia, patrimonio y gastronomía fueron los platos principales de la cita turística.

La visita, que duró aproximadamente dos horas, comenzó en la Plaza de la Villa de Fuentidueña, donde los participantes pudieron contemplar, a través de los miradores, el valle del Duratón y la iglesia de Santa María la Mayor. Después, el grupo paseó hasta el Palacio del siglo XV, antigua residencia de Don Pedro de Luna y su familia, y los participantes contemplaron las ruinas del antiguo Hospital de la Magdalena, destinado a la acogida de pobres y enfermos del municipio y alrededores.

También visitaron la iglesia románica de San Miguel, datada del siglo XIII, en la que destaca la talla erótica en los canecillos, las Ruinas de San Martín, cuyo ábside está en Nueva York, y la Necrópolis, compuesta casi de doscientas sepulturas. A medida que fueron realizando el recorrido, el guía Raúl Rascón les fue relatando diferentes curiosidades y misterios del Castillo y las Murallas, sin olvidar las bodegas excavadas en la ladera.

Seguidamente, el grupo se desplazó hasta Sacramenia, donde visitó la iglesia románica de Santa Marina con sus fantásticas pinturas en el interior, para después pasear por las calles de la localidad y contemplar la iglesia de San Martín y la Cruz de la Trinidad. El itinerario culminó con la visita a las Bodegas de Zaraguilla, donde todos pudieron conocer y disfrutar del proceso de elaboración y crianza del vino.

En la próxima visita del programa, que tendrá lugar el 31 de julio y el 1 de agosto, los participantes podrán descubrir la arquitectura serrana y medieval de Riaza y Ayllón. Allí, visitarán la iglesia de Nuestra Señora del Manto y realizarán el recorrido de la villa hasta llegar a la Plaza Mayor, con la iglesia de San Miguel y la de Santa María la Mayor como grandes reclamos.