La Sierra, al fondo, con una gran cantidad de nieve. Archivo / ROCÍO PARDOS

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) avisa de que el riesgo de aludes es limitado (débil) para los próximos días en la Sierra de Guadarrama. Concretamente, alerta de problemas de capas débiles persistentes y nieve venteada para este viernes 15 de enero.

Según este indicador de la Agencia Estatal de Meteorología, las condiciones variarán poco y el manto se mantiene bien estabilizado, con espesores limitados y buenos anclajes, “no existiendo grandes pendientes que permitan la movilización de cantidades importantes de nieve“. En este sentido, se espera poca actividad de aludes, aunque el posible colapso de capas débiles internas al paso de esquiadores o montañeros puede provocar alguna salida accidental, ha alertado, además, el Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León, citando a AEMET.

Además deberá tenerse en cuenta el peligro de resbalar sobre el manto helado, lo que puede originar peligrosas caídas. En zonas de especial acumulación como tubos o canales de cotas altas, principalmente en orientaciones SE de Peñalara, los Claveles y en general los Carpetanos, ante sobrecargas fuertes “podría soltarse alguna placa dando lugar a aludes de tamaño 1 o en algún caso 2” (suficiente para enterrar a una persona). Todo esto, en relación a este viernes 15 de enero.

Para los próximos días, durante el fin de semana, la “estabilidad atmosférica” y la “ausencia de precipitaciones” mantendrá el nivel de riego en limitado. Concretamente, para el sábado se espera un día muy similar a este viernes. El domingo, en cambio, “un rehielo nocturno menos efectivo, y un ascenso de las temperaturas diurnas podría activar las purgas especialmente en cotas bajas y medias, dando lugar tal vez a deslizamientos basales en pendientes lisas o herbosas de zonas soleadas”, ha anunciado el Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León.