Imagen de los años 60, cuando los riazanos se bañaban en ‘La Charca’. /E.A.
Publicidad

A mediados de los años 60 del siglo pasado se represó un tramo del río Riaza a su paso por la localidad, en el conocido paraje de ‘La Charca’, un lugar de baño de riazanos y veraneantes, hasta 1975 en que se inauguró la actual piscina municipal. Hoy se encuentra en el estado natural que tuvo antes de ser sitio de recreo.

El Ayuntamiento de Riaza quiere recuperar ahora ese espacio de ocio y convivencia con la naturaleza, para lo que ya ha iniciado los trámites correspondientes. El Boletín Oficial de la Provincia de Segovia publicaba hace unos días la petición del Ayuntamiento a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) para establecer una zona de baño en el río Riaza a su paso por el paraje de ‘La Charca’. El alcalde de Riaza, Benjamín Cerezo, explica que la iniciativa ya está en marcha. La situación diferente que se está viviendo este verano, como consecuencia de la “nueva normalidad” tras la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus, ha conllevado que muchas personas hayan elegido este verano los pueblos de interior, sus localidades de origen, para pasar el periodo estival y olvidarse de aglomeraciones. Riaza recibe todos los años a miles de visitantes, que en verano prácticamente triplican la población. Para ofrecer una alternativa de espacio al aire libre, el Ayuntamiento ha procedido a recuperar ya y a limpiar el entorno del río, en el conocido paraje de ‘La Charca’. Y por ello, la villa proyecta ahora convertirlo en lo que fue hace años una zona de baño.

De momento, según explica el alcalde, la CHD ha informado al Ayuntamiento de que el primer paso es que este espacio sea declarado por la Junta de Castilla y León como zona recreativa de baño. “Y en eso estamos, en cuanto la Junta nos dé el informe favorable, la Confederación nos dará viabilidad para iniciar las obras. Lo que queremos es restaurar el murete que había antes, para retener el agua y crear una piscina natural. En verano ya hemos estado limpiando las lindes del río, que baja de Riofrío, y en cuanto tengamos autorización acondicionaremos ‘La Charca’. Vamos a trabajar en ello”, señala Benjamín Cerezo.

‘La Charca’ se ubica a unos 400 metros del ‘Raserillo’, en el camino que baja de la estación de La Pinilla. Muchos riazanos recuerdan haber disfrutado en este paraje de muy buenos momentos en los calurosos veranos. El próximo verano podrán rememorar esos años de su niñez y juventud.