IMG 3465
Zona de estacionamiento limitado al comienzo de la calle Calvario. / C.N

Las medidas de Tráfico no cogen vacaciones en agosto y el concejal Tomás Marcos, delegado del área en el Ayuntamiento, continúa con su proyecto de señalización horizontal y mejora de zonas de estacionamiento. Así, explica que esta segunda fase de pintura de determinadas zonas pretende reforzar la seguridad de peatones y vehículos, y mejorar la movilidad y el estacionamiento. 

El inicio de los trabajos ha sido el repintado de señales muy desgastadas, por ejemplo frente al convento de Santa Clara o en la rotonda de la COAG. Se ha querido organizar de mejor manera el aparcamiento en el espacio de Gabriela Mistral, así como los accesos a la Plaza de San Sebastián, donde se ha incluido una nueva plaza de aparcamiento para discapacitados. Igualmente, desde el área de Tráfico se ha querido reforzar la seguridad en puntos donde se sabe que hay mucho tránsito de peatones; aquí se han repintado los pasos de cebra y se han hecho más anchos en algunos de los casos. Cerca de este punto, en la Estación de Autobuses, se ha pintado una zona para su parada, mejor delimitada.

Una de las acciones más llamativas ha sido la colocación de otra zona de aparcamiento limitado. Igual que está funcionando en la plaza de Los Lavaderos y en la Plaza Mayor, se pretende instaurar en el inicio de la calle Calvario, y en Severo Ochoa -ambos sentidos-. En los casos anteriores funciona respecto al horario administrativo, y en este lo hará con el comercial.  Entre las 10.00 y las 14.00, y las 17.00 y las 20.00 horas, esos aparcamientos estarán disponibles durante media hora y de manera gratuita. “Queremos facilitar la compra, la carga de mercancías y que se tenga más facilidad”, comenta el edil. También se han delimitado carriles en la Ronda de San Bartolomé para mejorar la circulación y evitar excesos de velocidad. 

Concretamente en la zona de Severo Ochoa se ha regulado de nuevo la salida de lo que se conoce como detrás de la telefónica; los vehículos solo podrán incorporarse a Andrés Reguera hacia la derecha. a mitad de esta calle también se ha señalizado otra zona de exclusión con este tipo de aparcamiento limitado para que los vecinos puedan realizar sus compras con más comodidad. Se trata de cuatro zonas con capacidad para hasta nueve vehículos y “lo hacemos guiados por la buena disposición de las otras zonas”. El edil reconoce que en los espacios en los que ya funciona, el tráfico ha mejorado y ya no hay vehículos estacionados permanentemente, porque la intención de Policía Local y Concejalía de Tráfico es generar más movimiento, “con la colaboración de todos”.