fuentepelayo Jornadas Literarias Rafael Estaire
Rafael Estaire, antes de la ponencia. / EL ADELANTADO

Los últimos coletazos de las VI Jornadas Literarias de la Fundación Caja Cega/Cajaviva que se han venido desarrollando en Fuentepelayo durante las dos últimas semanas han contado con el éxito cosechado por las anteriores actividades.

En la penúltima sesión de este ciclo cultural, los escolares de la comarca disfrutaron de una sesión de teatro de marionetas de varilla diseñadas por la profesora Henar Herrero. Los actores y actrices ocasionales encargados de esta representación escénica fueron los propios miembros de la junta rectora de la Biblioteca Pública de la Fundación Caja Cega. Algunos de los personajes de la obra: ‘El camino’, de Miguel Delibes, como Daniel ‘El Mochuelo’, Germán ‘El Tiñoso’ o Roque ‘El Moñigo’ desfilaron por el retablo preparado para la ocasión.

La clausura de la programación poco tenía que ver con la especificidad de la obra de Delibes, pero sí con la historia de la miniatura y de los pergaminos como preámbulos de los libros a partir de la aparición de la imprenta. Nadie más cualificado que Rafael Estaire como maestro dorador y uno de los más prestigiosos artesanos en el tratamiento y elaboración de pergaminos. La trayectoria de Estaire está jalonada de prestigiosos premios en eventos, exposiciones y convocatorias.

El ponente hizo un recorrido por la evolución e historia de los pergaminos desde el siglo VIII en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana; el estilo mozárabe del siglo X reflejado en la iglesia de San Miguel de la Escalada (León); el pergamino románico plasmado en el Beato de Burgo de Osma, y así sucesivamente hasta el siglo XV.

Estaire también se introdujo en la técnica del miniado y en el proceso creativo y en las técnicas pictóricas al respecto. Antes de dar por finalizada su ponencia, los asistentes al acto pudieron admirar los innumerables trabajos que el artesano en cuestión ha elaborado para las instituciones y organismos públicos y privados y que éstos han empleado como galardones para personalidades. Especial atención mereció el pergamino que la Diputación Provincial otorgó al ayuntamiento de Fuentepelayo para la declaración de Fiesta de Interés Provincial a los Paloteos y Danzas de la villa.