Marta Isabel, la nueva alcaldesa en el Ayuntamiento del municipio junto a su equipo de gobierno. /El Adelantado
Publicidad

Marta Isabel Rodigo ha sido la elegida recientemente para ocupar el puesto de la Alcaldía por el PP. Sin embargo, lleva años dedicándose a su pueblo hace tiempo y está convencida de que seguirá haciéndolo por la adoración que siente desde que nació y las ganas de realizar grandes proyectos con su equipo de gobierno, al que tiene muy presente y asegura que son una piña a la hora de tomar cualquier decisión.

— ¿Cuál o cuáles son los motivos por los que se presentó a la Alcaldía?
— Por amor a mi tierra. Llevo más de 18 años dedicada a mi pueblo. Estuve 10 años en la Junta Directiva de la Asociación Cultural “Grupos Activos”, y tras un breve periodo de descanso me volví a implicar en el municipio y esta vez en el Ayuntamiento de Fuentesaúco de Fuentidueña. Llevo ya ocho años, dos legislaturas y voy por la tercera.

— ¿Qué retos o proyectos va a llevar a cabo durante su legislatura?
— Los retos en los pueblos pequeños se reducen a dar los mejores servicios posibles a la población. Seguiremos saneando nuestras redes de abastecimiento de agua y de desagües y continuar llevando a cabo obras de infraestructuras que sean beneficiosas para todos.
Lo más reciente que estamos acometiendo es la reparación de la cubierta del colegio, también vamos a dotar a esta instalación de una nueva calefacción, el techado para que puedan aparcar bajo el mismo los vehículos del Centro de Salud. Una nueva acera que desemboca en nuestro parque “Tres Olmas” y, por supuesto, el mantenimiento del resto de instalaciones.

— Según su criterio ¿cuál cree que son las carencias fundamentales que afectan a su municipio?
— Tengo la suerte de gobernar uno de los municipios más pequeños y con más servicios de España. Fuentesaúco de Fuentidueña posee un montón de servicios que ofrece a sus habitantes y a los de los municipios colindantes. Disponemos de un Centro de Salud y de guardias médicas las 24 horas del día, que es nuestro gran tesoro. También tenemos cuartel de la Guardia Civil, farmacia, dos carnicerías, pescadería, peluquería, dos talleres mecánicos, dos bares-restaurante, una empresa de catering, casa rural, tienda de muebles, panadería, albergue, piscina, hospedería, tienda de ultramarinos, un centro de jubilados, un colegio…

— ¿Qué iniciativa tiene para atraer personas a su pueblo
— Desde las políticas municipales tenemos las manos atadas, el tema económico nos limita mucho. Atraer a la gente como segunda residencia es algo a lo que la mayoría de los pueblos estamos avocados. Ojala pudiéramos ofrecer trabajos y asentar población durante todo el año. Fuentesaúco posee unos negocios familiares en los que sí hay relevo generacional y ha provocado que algunos jóvenes se queden en el pueblo, pero la mayoría vive de la agricultura y este es un sector complicado para la creación de empleo.

— A su juicio, ¿cuáles cree que son las necesidades de esta comarca?
— Yo destacaría las comunicaciones y las infraestructuras de carreteras. Desde que apareció la crisis nos quitaron servicios de autobuses a Segovia y a Cuéllar dejándonos bastante incomunicados. Algunos tramos de carretera también están deteriorados y necesitan mejorarse.

— ¿Cómo tienen divididas las áreas o concejalías?
— En un municipio como Fuentesaúco de Fuentidueña todos somos un único área o concejalía. Todos hacemos todo. Igual somos miembros de la corporación que operarios del Ayuntamiento, y con esto quiero decir que lo mismo decidimos sobre los presupuestos del año, como ponemos banderines de fiesta o podamos los rosales. Estamos por y para el pueblo, es como una obra social. Lo damos todo. Las decisiones se toman en conjunto. Todo se consulta, además gracias a las nuevas tecnologías, como por ejemplo el whatsapp, hace que las cuestiones que van surgiendo se planteen desde el primer momento y se resuelvan en rápida y conjuntamente.

— ¿Teme no ser respetada por ser una mujer ocupando el puesto de alcaldesa?
— Ni lo temo, ni se me ha pasado por la cabeza. Desde hace más de 20 años en Fuentesaúco de Fuentidueña siempre ha estado al frente del Ayuntamiento una mujer. No estoy abanderando nada, estoy continuando un trabajo que da igual quien lo haga, hombre o mujer. El único objetivo es el municipio.

¿Por qué cree que es la persona indicada para ocupar el cargo?
— Yo ni creo, ni dejo de creer que sea la persona indicada para el cargo. Lo único que sé es que voy a seguir trabajando para mi pueblo y para sus vecinos, intentando hacer las cosas de la mejor manera. Cuando algo se hace por amor difícilmente se hará mal.
Los anteriores alcaldes han hecho lo que en su momento debían y estaba en sus manos. No tengo nada que reprochar, además aquí estamos para mirar al futuro y no para juzgar lo pasado. Los tiempos de antes no son los de ahora.

— Para finalizar, ¿le gustaría añadir algo más?
— Sólo decir que deseo que estos cuatro años que nos esperan sean fructíferos, que vamos a seguir trabajando como venimos haciendo desde hace años y que el estar orgullosos de nuestro pueblo, Fuentesaúco de Fuentidueña nos ha llevado a seguir luchando por él, ahora y siempre.