Mónica López Henríquez, alcaldesa de Aldealuenga de Pedraza. / El Adelantado
Publicidad

El municipio tiene nueva alcaldesa tras las últimas elecciones. Mónica López (PSOE) tiene grandes y nuevas ideas que aportar a los habitantes de la villa. Quiere cuidar a los cuatro barrios que la componen teniendo en cuenta las necesidades de cada uno equitativamente para evitar que ninguno se sienta apartado o menos valorado que el resto.

— ¿Cuál ha sido su trayectoria política?
— No tengo ningún tipo de experiencia política anteriormente a ser elegida alcaldesa. He sido durante muchos años delegada de clase. Se podría decir que esto es lo más parecido a la política en lo que he estado involucrada.

— ¿Cuál es su experiencia profesional?
— Soy Técnico en Comercio Internacional, aunque he ejercido poco de ello. Siempre he trabajado cara al público. Desde los 18 años, cuando me mudé a Inglaterra durante un par de años, he estado trabajando siempre en Hostelería. Allí acabé siendo Gerente de un restaurante. Actualmente ocupo un puesto como recepcionista que combino con un esporádico trabajo de camarera en una localidad vecina.

— ¿Cuál o cuáles son los motivos por los que se presentó a la Alcaldía?
— La idea surgió en una comida familiar. Tuvimos un problema con las aguas sucias que se vierten cerca de nuestra casa. A raíz de que nuestras peticiones y las de muchos más vecinos caían en saco roto, empezó a rondarme la idea por la cabeza: “Este pueblo necesita alguien que escuche y actúe” y pensé: ¿ Por qué no ser yo esa persona? Vi el entusiasmo de mis padres y de mis hermanos cuando les comenté la idea y ese fue el empujón que necesité para presentar mi candidatura.

— ¿Tiene en mente proyectos que vaya a llevar a cabo durante su legislatura?
— Tengo muchísimos, cuando doy vueltas por el pueblo siempre veo una esquina dónde poner una papelera, una calle que necesita más luz, un edificio con demasiadas escaleras…En el futuro inmediato, mi primer proyecto, que ya está en marcha es renovar la red de saneamiento de aguas.

Por otro lado, lograr crear espacios más accesibles para las personas mayores (que suponen la mayoría de población). A nivel particular tengo mucha concienciación con la seguridad vial, por lo que la instalación de espejos para diversos cruces de los municipios con visibilidad reducida o prácticamente nula está entre mis mayores prioridades.

— Según su criterio: ¿Cuál cree que son las carencias fundamentales de su municipio?
—No nos conocen, quizá porque no gritamos lo suficiente o porque no somos una prioridad. El pasado invierno, el conjunto del pueblo se sintió apartado por la administración, nuestras carreteras estaban llenas de nieve y quedamos incomunicados con una nevada. Recuerdo que para esas fechas uno de nuestros vecinos se encontraba muy mal de salud, sus familiares temían que en caso de que fuese necesario una ambulancia, esta no podría acceder al domicilio. Por suerte un vecino solidario limpió los metros y metros de nieve necesarios para que si fuese necesario los servicios sanitarios pudieran llegar hasta nuestro pueblo sin problemas.

Aldealengua de Pedraza sí existe y trabajaremos para que todo el mundo sepa, dónde estamos y desde donde gritamos para que se nos haga caso.

—¿Considera que va a encontrarse con alguna dificultad que vaya a costarle resolver? ¿De qué manera enfrentaría el problema?
— Aldealengua de Pedraza está formada por cuatro barrios: Martíncano, Galíndez, Cotanillo y Ceguilla. Mucha gente compara este municipio con una madre que tiene cuatro hijos y como tal debe tratar a todos por igual. La principal dificultad es saber ser equitativo a la hora de actuar en los diferentes barrios. Yo como actual “mamá” de estos cuatro pequeñines debo actuar en consecuencia. Escuchar a la gente de los barrios es la mejor manera para saber qué necesitan, ya que no todos los núcleos precisan las mismas cosas y por ello, podrían sentirse excluidos.

— ¿Tiene alguna iniciativa para atraer personas a su pueblo para que puedan quedarse a vivir y a trabajar? ¿Qué oportunidades ofrecería?
— Repoblar este municipio es una de las ideas que más rebotan en mi cabeza y en la de tantos. El motor principal de la economía de los vecinos sigue siendo la ganadería de forma autónoma. Ayudar a esos ganaderos para que sus negocios familiares crezcan y a su vez estos necesiten personal externo puede ser un método de atracción de nuevos pobladores.
Desde el Ayuntamiento estamos abiertos a ayudar y asesorar a todo aquel que quiera ser un vecino más.

— ¿Qué nivel de decisión va a permitir a sus concejales? ¿Hay algo que no delegaría bajo ningún concepto?
— Los concejales que están conmigo en el Ayuntamiento llevan años al frente de esta Corporación, así que sería estúpido no escuchar sus comentarios llenos de sabiduría y sobre todo de experiencia. Los tres perseguimos el mismo objetivo de que nuestro municipio prospere, así que pretendo que mi legislatura sea una continua lluvia de ideas, de opiniones, de experiencias, e intercambios de puntos de vista.

Creo que delegar es una de las actitudes más correctas cuando el conocimiento o el tiempo no nos alcanzan. No pretendo hacerme imprescindible ni monopolizar la Alcaldía, así que delegaré en la persona que esté más cualificada para cada asunto.

— ¿Teme no ser respetada por ser una mujer ocupando el puesto de alcaldesa?
— Soy la única mujer de cinco hermanos. Solo tengo 24 años, soy mujer, soy alcaldesa y tengo un carácter fuertemente marcado, así que no, en ningún momento he temido no ser respetada por el hecho de ser mujer. Tengo carácter, soy una persona íntegra que respeta y por su puesto se hace respetar, no me doblego ante nadie por miedo, cuando algo no me parece bien lo digo e intento exponer siempre razones a mis puntos de vista al igual que no me importa reconocer mis equivocaciones, soy muy preguntona, y preguntar es la única forma de saber.

—¿Por qué cree que es la persona indicada para el cargo?
—Creo ser la persona idónea por qué así lo votaron los vecinos. Mi vocación política nace de un legítimo deseo de defender y apoyar a este municipio que tanto admiro y quiero. Mi juventud, aunque crea desconcierto, también aporta ganas, ilusión, constancia y perseverancia para llevar a cabo todo tipo de proyectos.

—¿Qué cualidades considera que puede ofrecer que anteriores alcaldes no hayan demostrado hasta ahora?
— Estoy al día con las tecnologías lo que me permite estar informada sobre avances, subvenciones, ayudas e incluso simplificar trámites burocráticos o dudas sobre asuntos legales a los vecinos. Soy transparente y creo en el deber de informar a los vecinos de todo aquello que esté relacionado con el municipio.