Níscalo sobre níscalo. / A.S.
Publicidad

El otoño está dejando una buena temporada de setas gracias a las condiciones meteorológicas óptimas para el crecimiento de estos aprovechamientos. El frío moderado y la humedad han propiciado una campaña destacada, sobre todo en variedades como el níscalo con importantes puntos de recolección en la provincia de Segovia como los pinares de las zonas de Cuéllar, Cantalejo o Boceguillas. Desde este último enclave, un buen conocedor del terreno y de la micología como Abel Sacristán envía una fotografía en la que un níscalo nace sobre otro desde el mismo tronco. Una imagen nada convencional que deja este tiempo de setas.

En la semana pasada, los Agentes Medioambientales de Segovia decomisaron más de 400 kilos de níscalos en varios puntos del nordeste de la provincia y a finales de octubre los Agentes ya decomisaron 100 kilos de níscalos en la zona de Boceguillas. Además, en los últimos días los agentes de la Guardia Civil interceptaron en el límite de la provincia entre Segovia y Madrid un vehículo ocupado por dos personas, que portaban en su interior 23 cajas cargadas de níscalos.