5 1kama WEB

Mientras las estaciones de esquí preparan la próxima campaña de invierno, el conflicto por la conclusión del plazo de ocupación de las pistas de esquí de Navacerrada, en territorio segoviano, ordenado por el Gobierno de España el pasado 3 de marzo con el correspondiente desmontado de todas las infraestructuras de las instalaciones, se mantiene latente. Ni la Junta de Castilla y León, ni el Ministerio se declaran competentes para resolver esta situación.

Como se recordará, la estación Puerto de Navacerrada solicitó formalmente al Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN) una suspensión de dos años del plazo de la concesión de las pistas de la vertiente segoviana de la estación de esquí para poder seguir abierta, al considerar que la estación no había podido apenas ser utilizada el último año como consecuencia de la pandemia del Covid-19 y, como consecuencia de ello, esa Sociedad había dejado de percibir los habituales ingresos. Tras la petición, el OAPN envió un escrito al Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta en Segovia solicitando declarar la caducidad de la concesión de dominio público otorgada para ocupar los terrenos del monte ‘Pinar de Valsaín’.

A ese respecto, la Junta entiende que es el Organismo Autónomo de Parques Nacionalesa quien le corresponde resolver la solicitud de la caducidad” de la ocupación dado que lo solicitado “afecta a las cláusulas administrativas de esa concesión” y que el OAPN es “la entidad propietaria del monte“. En cualquier caso, el Ejecutivo regional considera que “no existe inconveniente alguno en la realización de la actividad desarrollada al ser compatible con los diferentes aprovechamientos y usos del monte de utilidad pública donde se ubican las pistas de esquí“.

El director general del Medio Natural de la Junta, José Ángel Arranz, se remitía esta semana a ese acuerdo del Consejo de Gobierno para reiterar que “la Junta no es competente para determinadas actuaciones, como la concesión de ese contrato firmado entre Parques Nacionales y la estación, ni incluso para atender la petición de suspensión del plazo de ocupación de la estación por el Covid; osea hay una declaración de no competencia, con lo cual nosotros no vamos a resolver”.

En su opinión, “el Ministerio ha tomado una decisión sobre un contrato que ellos tenían, y que ellos deben tomar después las decisiones. No sabemos lo que ellos van a hacer, lo que sí sabemos es que nosotros, mientras este tema competencial no se resuelva, pues no vamos a tomar ninguna decisión hasta que no haya un juzgado que se pronuncie al respecto”.

Desde la administración autonómica insisten en que “no existe inconveniente alguno en la realización de la actividad desarrollada al ser compatible con los diferentes aprovechamientos y usos del monte de utilidad pública donde se ubican las pistas de esquí, todo ello sin prejuicio de que la competencia para resolver es de Parques Nacionales”.