El acto de origen cantalejano atrajo la atención de todos los escolares del centro educativo.
Publicidad

El actor Javier Navares, uno de los protagonistas estos días del afamado musical  Anastasia, ha vuelto a acercarse a la localidad de su infancia y juventud, Cantalejo, para ofrecer una charla coloquio sobre valores humanos a los alumnos del CEIP Los Arenales.

Los alumnos del centro tuvieron esta ilustre visita ayer lunes 3 febrero, que será recordado por los niños como un día muy especial. El actor Javier Navares, cuyo origen familiar está en Cantalejo, y a la que es asiduo cuando su ajetreada agenda artística se lo permite,  visitaba el centro educativo con la intención de contar su experiencia como actor. Pero lo más importante no fue contarla, sino cómo la explicaba a través de una organizada y muy bien ponderada intervención. Los valores fundamentales de esfuerzo y respeto hacia los demás y hacia la propia persona estuvieron presentes en cada momento de su exposición.

Quizá por su carácter humilde, por su espíritu de trabajo, por cómo valora lo rural, por su sencillez…o simplemente porque él es así; fue capaz de tener atentos en todo momento, con denodado interés, a los alumnos de 4º,5º y 6º del centro educativo.

Antes de su intervención, dando muestra de su capacidad de adaptación a todos los ambientes y edades, había pasado por las aulas de 2º y 3º de Primaria para presentarse y hacer las delicias de los más pequeños.

Comenzaba en el escenario del Centro Cultural José Rodao de Cantalejo. Tras su presentación, se proyectaba un resumen de sus actuaciones en diversas series televisivas, anuncios, o en la Gala Inocente 2020. Se podía comprobar cómo ha sido galardonado con diversos premios.

Acto seguido hacía su aparición y comenzaba su intervención. Con gran serenidad y una magnífica expresión, era capaz de conseguir la implicación total de los 150 alumnos. El silencio y el respeto a lo que se estaba diciendo eran una muestra de ello.

Javier hizo dinámicas de grupo, cantó, imitó, explicó la evolución de su formación artística pero, sobre todo, dándole sentido personal y mucho valor al trabajo. Un bonito juego de palabras a través de una dinámica grupal hizo que a los niños les llegaran dos palabras muy importantes: ‘precisión’ y ‘concentracion’. Además, habló de igualdad, capacidad de sacrificio, importancia de cuidarse, de descansar, de alimentarse bien. Y fue capaz de transmitir la importancia de perseguir un sueño e intentar conseguir lo que cada uno se proponga, independientemente de que sea lo común.

Finalizaba el acto con el agradecimiento de la Dirección del centro educativo y con un sonoro aplauso. Todo ello, tras responder a decenas de interesantes preguntas por parte de los alumnos. Fue tal el interés despertado, que tuvo que alargar su presencia 30 minutos para firmar autógrafos a los felices alumnos.