El alcalde, Javier Figueredo, dialoga con el secretario del Ayuntamiento durante el pleno./JOSÉ REDONDO
Publicidad

Los plenos ordinarios del Ayuntamiento de El Espinar nunca se encuentran exentos de polémica y esta vez la confrontación entre los distintos grupos políticos se produjo por una propuesta que realizaron el Partido Popular, Vox y Ciudadanos de modificar el día y la hora de estas sesiones. Hasta ahora, los plenos del Ayuntamiento se celebraban el último jueves de cada mes, como el último, a las 20.00 horas, entendiendo que esa hora permitía a todos los concejales haber terminado sus tareas laborales fuera del cargo público y, además, permitía a los vecinos del municipio asistir.

Durante la celebración de la junta de portavoces previa al pleno, el equipo de Gobierno formado por PP, Vox y Cs, ya presentó su intención de modificar esta fecha, proponiendo el primer miércoles de cada mes a las 12.00 horas como día alternativo. Durante la sesión del pasado jueves, los argumentos que estos tres partidos pusieron sobre la mesa tenían que ver con la conciliación familiar, con el ahorro energético y con el pago de horas extra. Sin embargo, desde IU y PSOE apuntaron que esta propuesta era “un atentado directo contra la también procuradora Alicia Palomo” y que se trataba de una medida” premeditada y realizada a mala idea” contra la portavoz socialista.

Hay que recordar que Alicia Palomo fue elegida procuradora y que el primer miércoles de cada mes tiene lugar la sesión de pleno en las Cortes regionales. “Se trata de un acuerdo insólito. Hace solo unos meses se aprobó por unanimidad continuar con la fecha y la hora en la que se han celebrado siempre los plenos, corporación tras corporación, pero ahora, abusando de su potestad, deciden cambiar de opinión. De esta manera se limita y mucho la posibilidad de los vecinos de asistir al pleno, pero sabemos que esto no les importa porque ya propusimos adelantar la hora a las 18.00 y también se negaron. Su intención es clara y manifiesta para que esta portavoz no pueda asistir al pleno, limitando su actividad”, argumentó Palomo.

La respuesta del alcalde, Javier Figueredo, fue contundente: “Todos nos quitamos horas de nuestra vida particular y profesional, no vamos anteponer el interés de nadie al de los vecinos. Desconocía sus problemas”. De esta manera, la pelota se encuentra ahora en el tejado de Alicia Palomo que deberá elegir si asiste al pleno de las Cortes o al del Ayuntamiento de El Espinar.

Pero este no fue el único tema de discusión. Por si lo ocurrido en el pleno del pasado mes de noviembre de 2019 en el que los concejales de Vox presentaron una moción para derogar la ley de Violencia de Género que acabó con el desalojo de la sala, esta vez los dos representantes del partido se negaron a apoyar  una moción institucional para el Día de la Mujer, que se celebrará el próximo día 8 de marzo, y se abstuvieron. El motivo que esgrimieron fue la referencia que hacía el texto  a las mujeres asesinadas en Casas Viejas en 1933. La moción salió adelante gracias al voto positivo del resto de partidos.

Llegados al turno de ruegos y preguntas salieron a la palestra temas como el cierre temporal de la radio municipal Onda El Espinar, la recogida de restos vegetales del municipio, la fecha de finalización de las obras de la plaza del Ayuntamiento, que lleva levantada más de tres meses, o la calidad del agua de Los Ángeles de San Rafael. Además, se aprobó por unanimidad la adhesión al Programa Internacional para el Desarrollo de las Tierras Rurales de Europa y la Restauración de las escombreras y tratamiento de los residuos.