Publicidad

El Ayuntamiento de El Espinar se convirtió ayer en protagonista en una jornada para la reflexión y la denuncia contra la violencia de género, al ofrecer los partidos políticos una imagen lamentable y polemizar sobre una lacra social que solo puede tener una respuesta, un rechazo rotundo. La Junta de Portavoces previa al pleno del próximo jueves pasó de dar el visto bueno a una moción, en principio conjunta entre PP, Vox y Ciudadanos, que pedía la derogación de la Ley de Violencia de Género, a retirarla, alegando el alcalde popular que había sido un error de transcripción.

A media mañana, los hechos ya estaban en las redes sociales, tras el envío de una nota de prensa del Grupo Socialista que daba a conocer la moción conjunta mencionada, en la que, se pedía a los partidos políticos, según la portavoz socialista Alicia Palomo, “que legislen a favor de la cadena perpetua y a tomar las medidas necesarias para combatir la inmigración ilegal, que fomenta la trata de personas, la explotación sexual, que genera inseguridad en los barrios, donde, cada vez más, las mujeres no se sienten seguras”. En opinión de Palomo, “estamos ante una moción inaceptable, que rezuma machismo y xenofobia y que desde el Grupo Socialista no podemos compartir ni apoyar en ningún caso”.

Al rato, era Ciudadanos el que enviaba otro comunicado de prensa, en el que condenaba enérgicamente la moción presentada por los tres partidos contra la ley de violencia de género y abría expediente a su portavoz en El Espinar, Jesús Ángel Gascón. Desde el partido naranja manifiestan su “firme compromiso” contra la violencia de género y ponen como ejemplo “las intervenciones en los ayuntamientos, diputaciones provinciales y las Cortes de Castilla y León en defensa de las víctimas”.

Tras la polémica generada a nivel provincial y regional a lo largo de la mañana, el alcalde de El Espinar, el popular Javier Figueredo, salió al paso de las críticas generadas contra el Ayuntamiento, asegurando que “el PP está totalmente en contra de cualquier tipo de violencia de género que exista en este país”. Tratando de aclarar lo que sucedió ayer en la Junta de Portavoces, el alcalde alegó que se había producido un error de transcripción y se presentó una moción en lugar de otra. “En cuanto al error que ha habido –explicó– era una moción que iba a presentar solo VOX y se ha confundido con una lectura de una proposición que se iba a hacer a todos los grupos para debatir en el pleno, y el error ha sido que en vez de presentar una, se ha presentado la otra, y sin prácticamente leerla se ha llevado a la Junta de Portavoces”. El alcalde aprovechó para criticar al Grupo Socialista, “porque no ha dado tiempo ni a revisarlo, y al minuto estaba ya en todos los medios porque el PSOE  así lo ha querido hacer”. El Grupo Popular anunciaba después la retirada de la moción de la polémica.

Ya por la tarde, el secretario provincial del PSOE, José Luis Aceves, exigía a la presidenta del PP de Segovia, Paloma Sanz, y al secretario general, Miguel Ángel de Vicente, medidas disciplinarias “contundentes y rápidas” contra el alcalde de El Espinar “por el apoyo del Grupo Municipal del PP en ese ayuntamiento a una moción conjunta con Ciudadanos y Vox solicitando la derogación de la Ley de Violencia de Género”.

José Luis Aceves exigía asimismo que “quede constancia pública de la retirada de la moción por parte de los tres grupos firmantes para que en el pleno del próximo jueves no se debata un texto repleto de machismo y xenofobia como el que han presentado esta mañana”.