Andres Ortega y Beatriz Escudero, de FES, visitan la empresa Plásticos Riaza, con el gerente Juan Antonio Alcón a la cabeza. / EL ADELANTADO
Publicidad

La empresa Plásticos Riaza fue el destino de la nueva visita de la Federación Empresarial Segoviana (FES) dentro del programa de encuentros que realiza para conocer de primera mano la situación de las empresas, de los distintos sectores de actividad y del medio rural. El presidente Andrés Ortega y la gerente de la Federación, Beatriz Escudero, fueron recibidos por Juan Antonio Alcón, gerente de Plásticos Riaza, quien subrayó “el permanente compromiso con la innovación” de la empresa como “una premisa de trabajo”.

Por su parte, los responsables de FES aseguraron que “Plásticos Riaza es un ejemplo de proyecto empresarial sólido, una empresa familiar que ha sabido adaptarse a los cambios y que, fundamentalmente, supone un gran activo económico para toda la comarca del nordeste de la provincia de Segovia, donde el tejido empresarial es escaso y las dificultades para la actividad económica son muchas. Siempre hemos dicho que la mejor manera de combatir la despoblación es generar riqueza y empleo, y la contribución en este terreno de Plásticos Riaza es fundamental”.

Plásticos Riaza

Plásticos Riaza es una empresa familiar con más de 50 años de experiencia en el sector del reciclaje y transformación del residuo plástico. Está formada por un equipo joven y dinámico, pero al mismo tiempo ofrece a sus clientes seriedad, calidad, profesionalidad y un profundo conocimiento del sector, consolidado a través de su extensa experiencia en el sector del reciclaje. El gerente, Juan Antonio Alcón, es vicepresidente y secretario de la Asociación Nacional de Recicladores de Plástico (ANARPLA).

Su ubicación en Riaza es magnífica para abastecer a todos sus clientes y fábricas situados dentro de todo el territorio nacional e internacional. El reciclaje de envases conlleva considerables beneficios ambientales en cuanto a ahorro de materias primas, energía, agua y reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Asimismo, esta actividad contribuye al desarrollo económico y social a través de la generación de empleo y tejido industrial.