Pantano de Linares. / A.M.

El Ayuntamiento de Fuentecén (Burgos) ha remitido un escrito a la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) alertando de los efectos que tendrá el desbordamiento del río Riaza, que atraviesa su término municipal, que se producirá si no se realiza una suelta comedida de agua del pantano de Linares, en el término municipal de Maderuelo.

El anegamiento y corte de la carretera N-122, con el peligro que conlleva debido al elevado volumen de tráfico que soporta, es una de las consecuencias que se recogen en la misiva remitida a la CHD.

“Todos los años el río se desborda e inunda la N-122 lo que obliga a instalar señalización provisional pero que, sobre todo, genera peligro”, ha señalado a la Ana Belén Martínez, teniente de alcalde de Fuentecén.

De momento, y a la espera del pico de la crecida, que se espera para esta noche, los propios agricultores han acometido algunas actuaciones provisionales, como la creación de alguna represa, para intentar controlar la fuerza del agua.