Control de la Policía Nacional en la plaza de la Artillería de la capital segoviana este mes de mayo. / Kamarero
Publicidad

La Audiencia de Segovia juzgará el próximo 23 de junio a un acusado de robar desde su cargo de subdirector de una oficina de un banco en El Espinar más de 372.000 euros de cuentas de sus clientes entre junio de 2009 y julio de 2012.
En el escrito de calificación del fiscal, al que ha tenido acceso Efe, el Ministerio Público pide cinco años de cárcel por un delito continuado de apropiación indebida y otros dos años y seis meses por falsedad en documento mercantil, ya que también se le acusa de falsificar las firmas de los titulares para conseguir su objetivo.
De acuerdo a esta acusación, de la cuenta de uno de sus clientes sustrajo hasta 176.288 euros en forma de más de 70 reintegros de diversas cantidades que oscilan entre 300 y 14.300 euros y para lo que, en algunas ocasiones, llegó a falsificar la firma del titular de la cuenta.
Según la acusación pública, el entonces subdirector del banco se apropió, a través de procedimientos similares, de hasta 195.900 euros más de las cuentas de otros seis clientes, en diversas ocasiones con la falsificación de sus firmas y en otras, sin aportar un documento de soporte para los reintegros.
En la mayoría de los casos, el banco llegó a un acuerdo con las víctimas para devolverles las cantidades defraudadas, pero algunas de estas indemnizaciones no figuran como efectivamente abonadas, según el fiscal.
Además, ha pedido en su informe preliminar que el acusado indemnice al banco para el trabajaba por las cantidades defraudadas de las que esta entidad se hizo cargo y a tres de las víctimas, que el fiscal no considera resarcidas, con 38.653 euros en total.