Los hijos de los empleados de Patrimonio en La Granja se beneficiarán de actividades de ocio. /E.A.
Publicidad

Patrimonio Nacional, en la búsqueda de fomentar la conciliación de la vida familiar y la laboral de los empleados públicos del organismo autónomo, promueve actividades de conciliación familiar en periodos laborales no lectivos, para los hijos o menores a cargo del personal de Patrimonio Nacional, desde el año 2013. Los periodos en los que ofrece estas actividades son Semana Santa y verano. Están dirigidas a los hijos o menores a cargo comprendidos entre los 4 y 14 años de sus trabajadores.

Este año será la empresa Areva Valsaín S.L. la que se encargue de organizar actividades de ocio en el Real Sitio de San Ildefonso. La adjudicación se realizará por un importe de 27.030 euros. El pago se abonará al finalizar el servicio prestado por los días no lectivos de cada periodo, es decir Semana Santa y verano de 2020.

Las condiciones establecen un mínimo de facturación por día de 10 niños para la Delegación de San Ildefonso. Patrimonio Nacional abonará una parte del importe individual de cada una de las plazas. La otra parte será abonada por los padres o tutores del menor beneficiario, en la cuantía que determine Patrimonio Nacional. Hay plaza para 20 participantes y cinco días en Semana Santa y 20 participantes y 28 días en verano.

Las actividades se desarrollarán en horario de 8,30 a 15 horas, e incluirá actividades multideportivas, talleres, juegos al aire libre, piscina, servicio de restauración (tentempié de media mañana y comida) y servicio de transporte de ida y vuelta desde los centros de trabajo a la instalación deportiva y de ocio, si fuera necesario.

Patrimonio Nacional también establece en las condiciones del contrato que el número de personas de animación juvenil, ocio y tiempo libre será de, al menos, un monitor por cada diez menores, con el título de monitor de tiempo libre o un titulado universitario en un carrera de carácter social, en ambos casos con una experiencia mínima de un año en dichas actividades.

La empresa adjudicataria podrá prestar el servicio de comedor mediante un servicio de catering externo. El menú será confeccionado por el propio adjudicatario o bien por un tercero contratado directamente por éste, cumpliendo en todo caso con la normativa vigente en materia alimenticia y sanitaria. Deberá prestar especial atención al necesario equilibrio dietético. Además, la empresa podrá subcontratar el servicio de transporte infantil mediante un servicio de empresa de transporte externo, que cumpla con los requisitos para transporte regular de uso especial.

Patrimonio Nacional se reserva la facultad de inspeccionar como mínimo una vez por semana, la prestación del servicio y las condiciones en que se desarrolla.