El proyecto ya está bastante avanzado, con el esqueleto del edificio construido. / Rocío Pardos

Las obras de construcción del futuro colegio de Las Concepcionistas en el barrio de El Sotillo de La Lastrilla están paradas por las diferencias surgidas sobre las condiciones del contrato de adjudicación, entre la congregación religiosa y la empresa constructora Segesa. Ninguna de las dos partes ha querido dar explicaciones sobre las causas de la paralización de las obras, pero fuentes de la empresa y de la congregación han confirmado que la construcción está parada.

“Hace mucho que no se ve movimiento”, aseguraba el alcalde de La Lastrilla, Vicente Calle, esta semana, “pero oficialmente en el Ayuntamiento no hemos recibido ninguna información”. Junto a la zona deportiva de El Sotillo se ve en estos momentos el esqueleto del edificio que albergará el futuro colegio, en una parcela de 24.000 metros cuadrados. Dos grúas permanecen sobre el edificio paradas, y ningún movimiento de trabajadores. Y es que desde el pasado mes de marzo, antes de que comenzara el confinamiento en todo el país por la pandemia del Covid-19, las obras ya estaban paradas. Fuentes del sector de la construcción señalan que han aparecido desavenencias entre la empresa y la congregación por las dificultades que se han encontrado en una superficie muy rocosa, lo que ha elevado los costes de la construcción.

La directora del Colegio Madre Carmen Fernández, rehúsaba hacer declaraciones esta semana, aunque insistía en que las obras se reanudarán, con toda probabilidad este año. “El proyecto sigue vigente”, explicaba, de un inmueble bastante avanzado con la estructura del colegio ejecutada.

Por su parte, Vicente Calle reconocía que desde que el Ayuntamiento de La Lastrilla dio la licencia de construcción, “nos hemos mantenido al margen”, pero añadía que “es una pena que la construcción se haya parado, por la repercusión que este centro va a tener para nuestra localidad”.

La dirección del centro siempre ha manejado la previsión de poder hacer el traslado desde la sede actual de la plaza Conde Cheste, en la capital, a las nuevas dependencias de El Sotillo, en las Navidades del curso 2020/2021.