Para proteger los montes

Javier López-Escobar inspeccionó el trabajo que realizan los agentes medioambientales en esta comarca.

14

En el periplo que está realizando el delegado territorial de la Junta, Javier López-Escobar, por las nueve comarcas forestales de la provincia, la pasada semana correspondió el turno a la de Boceguillas. La visita comenzó con una reunión de López-Escobar con los once agentes medioambientales que trabajan allí para y preservar el medio natural en esa zona. En el encuentro estuvieron también presentes el alcalde de Boceguillas, Alfredo Velasco, y el de Castroserracín, José Antonio Bayo.

López-Escobar quiso transmitir a los agentes el “enorme valor” que tiene su trabajo en la protección del medio ambiente, así como la importancia del contacto que mantienen con la población de los núcleos del medio rural. En este sentido, el delegado territorial señaló que la alta calidad del servicio que ofrecen los agentes, en este tiempo de austeridad, es posible gracias a su esfuerzo, que se traduce “en un trabajo bien hecho que soluciona los problemas de ciudadanos y alcaldes”, que depositan en los agentes “una enorme confianza”.

Como parte del trabajo que desarrollan, los agentes medioambientales mostraron al delegado territorial las labores de clareo que realiza una industria maderera en el Monte de Utilidad Pública 267 de la Junta. Estas labores de clareo se llevan a cabo desde el año 200 con el objetivo de sustituir los árboles maduros, en su mayor parte pinos y robles, por otros más jóvenes, con lo que se contribuye a la regeneración forestal del entorno. La madera recogida de estos árboles se aprovecha fundamentalmente para la elaboración de tablero y pellets, en un proporción del 70% del total recogido, siendo usado el 30% restante en la construcción de otros elementos.

En el transcurso de la visita, que continuó en un parque eólico con 30 molinos para generar electricidad, los agentes medioambientales transmitieron a López-Escobar las principales inquietudes del colectivo.

Hoces del Riaza: 5.500 visitantes en 2012.- López-Escobar visitó también Montejo de la Vega de la Serrezuela, donde acudió a la casa del parque natural ‘Hoces del Río Riaza’. Allí hizo un recorrido por el centro acompañado por el alcalde, Luis Martín, y se interesó por los paneles informativos que explican la flora y la fauna del parque natural. Durante el año 2012, cerca de 5.500 personas visitaron el parque natural.

El delegado territorial quiso conocer en detalle los daños producidos en la casa del parque por las últimas inundaciones, que afectaron a la instalación y su entorno, y también mostró interés por la valoración que se realizando respecto a las reparaciones que son necesarias. Las inundaciones registradas afectaron al puente de acceso al área recreativa de La Pisadera, a la senda para personas con discapacidad, a una parte del jardín botánico y al sótano de la casa.

Seguidamente, el delegado territorial se trasladó hasta la presa de Linares para conocer las labores de vigilancia que realizan los agentes medioambientales de las aves rapaces que allí anidan.

Con el equipo apropiado, los responsables de la Administración Regional pudieron observar los nidos de algunas de las especies más habituales en la zona como el alimoche, cuyo número de parejas es ocho; o el buitre leonado, cuyo número de individuos alcanza el millar. Además, el entorno también es el hogar de otras especies de interés como el búho real, el halcón peregrino o mamíferos como la nutria. Durante esta visita, López-Escobar estuvo acompañado en todo momento por el alcalde de Maderuelo, Santiago Bayo.