Varios de los protagonistas en las jornadas sobre Elena Fortún, junto al alcalde Juan Carlos Cabrejas (i). / ÁLVARO PINELA
Varios de los protagonistas en las jornadas sobre Elena Fortún, junto al alcalde Juan Carlos Cabrejas (i). / ÁLVARO PINELA

La localidad de Ortigosa del Monte rindió homenaje el pasado fin de semana a una vecina póstuma, la escritora Elena Fortún, seudónimo con el que se conocía a Encarnación Aragoneses (1886-1952). Unas jornadas de recuerdo y emotivo homenaje a la escritora madrileña, de origen segoviano, que pasó largas temporadas en Ortigosa del Monte, y también alguna en la localidad de Abades.

Cuando en las postrimerías de los años 90 el Ayuntamiento de Ortigosa, tuvo que otorgar un nombre al nuevo centro cultural, el equipo de Gobierno, del entonces alcalde, Félix Bernardos, no tuvo dudas. Se llamaría Elena Fortún. El vecindario tampoco. Algunos vecinos recordaban la estancia de la autora en la casa del Molino, próxima al Rancho. Allí llegó junto a su marido, militar leal de la República y exiliados de Argentina. “Consideraban su paraíso y donde quiso ser enterrado, cosa que no consiguió por las dificultades que impusieron las autoridades de la época”, se señaló en una de las ponencias.

El programa celebrado con éxito de participación y público, comenzó con la inauguración y la lectura teatralizada de ‘Celia en la Revolución’, a cargo de los vecinos, así como conferencias sobre la vida y obra de la autora.

La reflexión del alcalde, Juan Carlos Cabrejas se hacía latente: “Nuestra heroína local, una veraneante que como tantos de nosotros se enamoró de Ortigosa”.

En el ciclo participaron el periodista Carlos Álvaro, de El Norte de Castilla; María Jesús Fraga, filóloga y profunda conocedora de la vida y obra de Elena Fortún; y Manuela Carmena, admiradora de la escritora, “cuyos libros marcaron su devenir personal y profesional”, según expuso. Asimismo, también se inauguró un mural en el centro cultural, Elena Fortún, realizado por el pintor José L. López Saura.

El broche final fue una sucesión de interpretaciones musicales de maestros que se han instalado en el pueblo y sus hijos, así como un precioso concierto de la Escolanía de Segovia. A su conclusión, el alcalde manifestó su gratitud hacía los asistentes y participantes, a la vez que se comprometió a seguir trabajando y mantener viva esta efeméride e interés por Elena Fortún. Hay que recordar que en el pueblo fue donde escribió ‘El Carterillo de la Sierra’ (1931), que tiene como protagonistas a dos vecinos de Ortigosa, José Sanz Gila, conocido como ‘Pepín’, y Francisco Fernández. De igual manera hay que destacar otra de sus obras escritas en Ortigosa, la titulada ‘El molino de la mujer sola’.