Publicidad

Como en la mayoría d epoblaciones de España, las medidas de seguridad ante las vacaciones de Semana Santa no se relajan, más bien se están reforzado de manera contundente. Ante los posibles desplazamientos que se puedan suceder en estos días de Semana Santa, el Ayuntamiento de Olombrada ha emitido un bando en el que dan a conocer que el propio Consistorio denunciará ante las fuerzas del orden público a cualquiera que incumpla el mandato de no permanecer en su primera residencia y se instale en el municipio, saltándose así la norma impuesta que impide los desplazamientos a segundas residencias. Como manifiestan en el documento público, el Ayuntamiento denunciará tal hecho ante la Guardia Civil para que sea considerado “delito contra la salud pública”. Recuerdan igualmente a todos los vecinos la prohibición existente de permanecer en la calle y salir solo a lo imprescindible.

La teniente de alcalde de la localidad, Laura Muñoz, asegura que dichas medidas “se van a hacer efectivas” y que están en permanente contacto con el cuartel de la Guardia Civil de Fuentesaúco. Igualmente, informaba de dos denuncias que se han efectuado ya a personas que se han saltado el confinamiento paseando.

En localidades como esta, los vecinos son conscientes de los foráneos que acuden a su segunda residencia; de hecho, ya les consta que alguno de ellos ha acudido al municipio de noche. “No es cuestión de enemistarse pero sí de que se cumpla la norma: no se va a tolerar”, comenta Muñoz. Asegura que este fin de semana puede que se tome alguna medida más, porque lo primordial es mantener la seguridad de los vecinos. Ante algunos casos confirmados de Covid, como en otras poblaciones de Segovia, la teniente de alcalde ha asegurado que es momento de actuar y ser rígidos. Conscientes de movimientos, afirma que se va a controlar todo en la medida de lo posible, por la protección de todos.