1 octaviano palomo
1 octaviano palomo

La villa acogió ayer la presentación del nuevo proyecto de Octaviano Palomo ante su público más cercano, los agricultores. Alrededor de 150 trabajadores del campo se acercaron hasta el Restaurante La Florida para este sencillo acto de presentación del proyecto agrícola cerealista que va a permitir aumentar la capacidad de almacenamiento en cerca de 15.000 toneladas. Como protagonista del evento y encargado de las explicaciones estuvo Pedro Palomo, CEO y director general del Grupo Octaviano Palomo, que ha puesto a disposición de los agricultores segovianos los silos y servicios que presta en toda España: desde proporcionar las mejores semillas, fertilizantes,  y fitosanitarios, hasta  la recogida y venta de cereal.

Este nuevo proyecto del que Cuéllar fue escenario de presentación pasa por sumarse al legado de Isidro Gómez Criado, cuya historia comenzó hace más de 40 años en la zona noroeste de la provincia de Segovia; hoy por hoy es un referente en la agricultura del país. La comarca de Cuéllar, La Campiña y el Carracillo se han convertido así en un enclave estratégico en la producción de cereales y productos agrarios gracias al trabajo de personas que apostaron por esta tierra y generar riqueza en el medio rural. 

Octaviano Palomo, por su parte, aporta la experiencia y conocimientos que a su vez proporcionan los mejores productos y servicios a los agricultores de la zona. Esto genera valor en el entorno, nuevas oportunidades y tiende puentes a todo el mundo, como explican desde el propio grupo. 

Con unas infraestructuras situadas en el polígono industrial Contodo de Cuéllar, Octaviano Palomo aumentará su capacidad de almacenamiento en 15.000 toneladas  gracias a las instalaciones de Cuéllar y Fuentesaúco, además de proporcionar un servicio que va desde las semillas, fertilizantes y fitosanitarios en la zona. Esto “permite dar más y mejores servicios a los agricultores de esta zona“, apuntó Pedro Palomo en la presentación en la villa. Además, Palomo avanzó que se está estudiando “la posibilidad de ampliar los almacenes para dar mejor servicio a los agricultores de la comarca, apoyándonos por supuesto en las otras instalaciones del grupo en Abades, San Cristóbal, Arévalo y Pancorbo”. En este sentido, el CEO de la entidad añadió que su compromiso actual como grupo “pasa por mantener el empleo existente en las instalaciones, con tres trabajadores directos y diez indirectos, aunque no se descarta que se puedan incrementar”, señaló.

El silo de Pancorbo

Cuéllar es la segunda gran apuesta de Octaviano Palomo en poco más de dos meses, tras la adquisición del silo burgalés de Pancorbo. Dentro de su plan estratégico de renovación,  y con el objetivo de la eficiencia y la sostenibilidad como bandera, Palomo invierte seis millones de euros para modernizar este silo y convertirlo en un auténtico centro de distribución de cereal. Cuenta con capacidad de almacenaje de hasta 30.000 toneladas de semillas, fertilizantes y fitosanitarios, y a estas se sumarán otras 20.000 aportadas por las cinco naves que están en construcción en estos momentos. Se trata del silo más grande de Castilla y León y el tercero de España, construido en 1977 y en el camino de convertirse en un vanguardista centro logístico, totalmente automatizado, remodelado y digitalizado. 

La inversión realizada también sirve para automatizar completamente las instalaciones y hacer de ellas un complejo de referencia que potencia su ubicación, muy cerca la La Rioja y de Álava, y perfectamente comunicado por autovía y ferrocarril; asimismo tiene rápido acceso a los puertos de Bilbao, Santander y Pasajes, lo que fomenta el comercio internacional. Igualmente, con esta inversión se esta apostando hacia el futuro como el centro de selección de semillas que proporcionará a los agricultores las semillas más innovadoras y avanzadas. La meta es “adaptar el sector a la vanguardia y que de este modo, la agricultura sea generador de riqueza en los entornos rurales, donde el reto es seguir aportando valor”, señalan. 

La entidad

Octaviano Palomo es una empresa dedicada desde 1956 al sector de la comercialización de cereales para la alimentación de personas y animales. Cuenta con un volumen de negocio de 475.000 toneladas pero mantiene su espíritu de empresa familiar segoviana en la que prima el respeto a los valores y al legado. La mejora continua de sus servicios garantiza conocimiento y tecnología para aumentar el rendimiento de sus proveedores y que estos puedan adaptar la calidad de sus productos a un mercado cada vez más global y exigente.

La solidaridad del grupo llega a Ávila

3 Donación Ávila 1

Como remarcaron desde el grupo Octaviano Palomo en la presentación del proyecto en Cuéllar, los valores son fundamentales en la entidad, y así se hacen notar en los momentos de mayor necesidad. El devastador incendio originado en Navalilla, en Ávila, fue la muestra de que la solidaridad es uno de esos pilares sobre los que se sustenta el grupo. Desde Palomo se enviaron dos camiones con un total de 71 paquetes de forraje de cereal para ayudar a la alimentación del ganado afectado por el incendio que comenzó en agosto. Buena parte del ganado continúa sufriendo las consecuencias del desabastecimiento originado por el desastre. La empresa agradeció a la Diputación de Ávila las gestiones realizadas para que los camiones llegasen a las manos de los más necesitados, los ganaderos más afectados, con la intención de mitigar las consecuencias de las llamas tanto en los animales como en los negocios del sector. 

Como se recuerda, el incendio de Ávila, el peor en décadas en la comunidad autónoma, arrasó 20.000 hectáreas de la zona. Uno de los mayores problemas del incendio, más allá de la extinción de explotaciones y la pérdida de numerosas reses, es la inexistencia de pasto para el ganado salvado. Para la empresa, lo importante ha sido que los ganaderos cuenten con suficiente pasto para poder salir adelante y estos vayan recuperando poco a poco la actividad de sus explotaciones.

Las estimaciones llegaron a contabilizar 35.476 cabezas de ganado ovino, caprino y bovino afectadas en 409 ganaderías de 12 localidades abulenses, pertenecientes a cuatro unidades veterinarias. Los representantes de organizaciones agrarias mostraron su agradecimiento a las distintas  muestras de solidaridad, pero ponen sus miras en el abastecimiento a medio plazo, por lo que Octaviano Palomo ha dado su apoyo en este momento para seguir manteniendo vivo el espíritu de la solidaridad. 

El grupo quiere así seguir mostrando su incondicional apoyo a todos los que forman el sector, agricultores y ganaderos que luchan “por el futuro del campo” del que desde Palomo quiere formar parte y ser colaborador activo. Parte de la responsabilidad social corporativa de esta entidad la sustenta poder mantener la actividad de la agricultura, y sin esta ayuda, para los habitantes de Ávila afectados por el incendio, sería imposible continuar trabajando o establecer un nuevo inicio, comenzar una nueva etapa y salir adelante. Estos 71 paquetes de forraje de cereal ya están contribuyendo a que la rueda del sector continúe girando sin parar, y que la solidaridad alimente este motor incesante.