Publicidad

El alcalde reconoce que la situación es alarmante en la villa. La hostelería cerrada con el perjuicio económico que supone para ellos y toda la cadena que les sigue. “Las reuniones se siguen celebrando y esto no puede continuar”, explica. Detalla que son 8 brotes sumado el de la residencia de Valdihuertos. Hay 82 casos positivos y parece que la mitad  pertenecen a este centro, pero las cifras no son mejores fuera. El alcalde habla de 177 contactos estrechos, con cinco hospitalizados. “Las cifras son más que preocupantes, y las reuniones de los fines de semana, que se hacen de manera distendida y confiada, se tienen que dejar de hacer, debemos ser responsables y sumar nuestro granito de arena para que pueda abrir muy pronto”.

Las cifras impactan y aunque la mayoría padecen esta enfermedad de manera leve o asintomática, la población no se puede permitir bajar la guardia en un momento tan crítico. La situación sanitaria puede perjudicar seriamente la reapertura de los establecimientos hosteleros, que ya están sufriendo un duro golpe y que, a raíz de todo esto, se manifiestan hoy a las 11.00 horas desde la Plaza de Toros.