Plaza de Toros de El Espinar
Los operarios trabajan en la retirada del enfoscado de la fachada de la Plaza de Toros. / E.R

El Ayuntamiento de El Espinar ha comenzado las obras de remodelación de la fachada exterior de la Plaza de Toros. El proyecto, que cuenta con un presupuesto aprobado de 70.000 euros que asume directamente el Consistorio, consiste en la retirada de todo el enfoscado que cubre la piedra original con la que están construidos los muros.

Los operarios han comenzado a picar todo el revoco desde la zona de los corrales en la que las humedades se habían comido gran parte de la pared. La idea que persigue el Ayuntamiento es dejar la piedra vista, dotando a la Plaza de un nuevo aspecto y, además, reducir los coste de mantenimiento pues la humedad obligaba a realizar reparaciones continuas.

Sin embargo, los responsables del proyecto desconocen aún si esto será posible en toda la fachada. El enfoscado, que tiene más de 80 años, cubre una estructura de piedra de la que no se conoce su calidad y, que una vez descubierta, se podrá valorar. Tras el picado de la fachada se está procediendo a la limpieza de restos con agua a presión, para que el material nuevo, en caso de tener que ser aportado, agarre sin problemas.

Estas construcciones se realizaban con gran cantidad de materiales de muy distintas calidades y puede que algunas paredes escondan materiales de poca calidad que deberán ser reparados y enfoscados de nuevo, para mantener la consistencia del edificio.

La humedad ha sido un problema generalizado en toda la Plaza y distintas partes como los vomitorios han tenido que ser reparados en diferentes proyectos. La zona de los corrales, el patio de cuadrillas o la capilla también necesitan una remodelación completa si, como parece, su uso va aumentar.

El pasado verano, para la feria taurina que se celebró en el mes de agoto, los operarios municipales ya realizaron algunas intervenciones como el pintado de las paredes que albergan la puerta principal de la Plaza de Toros.