Primeros visitantes del Palacio Real de La Granja de San Ildefonso en la sala Primera Antecámara frente a el cuadro 'La familia de Felipe V'. / KAMARERO
Primeros visitantes del Palacio Real de La Granja de San Ildefonso en la sala Primera Antecámara frente a el cuadro 'La familia de Felipe V'. / KAMARERO

Las salas de exposición del Palacio Real de La Granja de San Ildefonso reciben a sus visitantes con una nueva museografía con 47 nuevas pinturas y 150 obras de la colección histórica de Felipe V e Isabel Farnesio.

Patrimonio Nacional ha llevado a cabo una reordenación de la pinacoteca del Palacio Real de La Granja de San Ildefonso, que ha supuesto el traslado de piezas desde otros Reales Sitios, como los Palacios Reales de Madrid, Riofrío y El Pardo. La reforma está en conexión con la próxima apertura de la Galería de las Colecciones Reales en verano de 2023.

Según explica la jefa de servicio del departamento de conservación, María Barrigón, “debido al proyecto de las Galerías de las Colecciones Reales, se está trabajando paulatinamente en los diferentes Reales Sitios para hacer remodelaciones museográficas”, para mejorar las obras en el sitio de origen y “que recuperen de forma histórica y científica algunos aspectos vinculados con estos sitios”, resalta Barrigón.

Por ahora han comenzado con el Palacio de La Granja porque había muchos cuadros pendientes de traer al Palacio, que todavía estaban en proceso de restauración o que se ubicaban en otros palacios. Esto ha supuesto 150 lienzos en diez de las catorce salas que están abiertas al público en la primera planta.

Estas incorporaciones enriquecen el recorrido, destacando obras del Seicento, de la escuela flamenca y pinturas y retratos del siglo XVIII de los pintores de la corte. Además de iniciar de forma exhaustiva el reordenamiento de las colecciones de los otros Reales Sitios para tener lista las Colecciones Reales de 2023, por ahora tiene que confirmar los proyectos en El Monasterio de San Lorenzo de El Escorial la remodelación de las salas capitulares y la sacristía en El Palacio Real de Madrid.

Dos viejos rezando, Massys siglo XVI, en la sala Gabinete de la reina. / KAMARERO
Dos viejos rezando, Massys siglo XVI, en la sala Gabinete de la reina. / KAMARERO

La restauración

El proyecto arancó en 2020 durante el confinamiento bajo la dirección de colecciones reales de Patrimonio Nacional, de la mano del departamento de conservación y con el trabajo de Carmen García-Frías, conservadora de Pintura Antigua, y Javier Jordán de Urries, conservador de Pintura del siglo XVIII.

Es la primera remodelación que se hace en 20 años. La última remodelación museográfica que se hizo en el Palacio de La Granja fue en el 2000 y fue bastante importante, ya que estaba vinculada al tercer centenario de Felipe V y de lo que se trata ahora es de enriquecer la figura de Isabel de Farnesio y Felipe V como coleccionistas. Durante estos años las obras se han ido perfeccionando hasta poner en marcha el proceso de reordenación, estas últimas semanas de mayo y junio. Por ello se estableció un recorrido alternativo en el Palacio para dar “cabida a una visita pública sin tener que cerrar el Palacio de golpe”, confirma Barrigón. Al igual que se habilitaron la exposición de los tapices de la serie ‘El Apocalipsis’ y retratos de Felipe V.

El tocador de Venus de Sirani en copia de Guido Reni en el siglo XVII. / KAMARERO
El tocador de Venus de Sirani en copia de Guido Reni en el siglo XVII. / KAMARERO

El nuevo recorrido

Los dos especialistas que han llevado a cabo el proyecto aseguran que este nuevo recorrido permitirá al visitante contemplar los “grandes tesoros” de la pinacoteca de Felipe V e Isabel de Farnesio de una forma ordenada y lógica.

Hay que recordar el Palacio Real de La Granja fue fundado por Felipe V e Isabel de Farnesio en 1721 y se convirtió en su estancia favorita. Por ello, “aquí van a traer los grandes tesoros de su colección, que van reuniendo a lo largo de su reinado. Cada uno diferenciaba las colecciones que adquirían con unos signos; la reina con una flor de lis y el rey con una cruz en aspa”, afirma García-Frías.

Para la conservadora García-Frías fue muy importante el proyecto que se realizo en los 2000, porque esto “significó llevar el palacio a la época de Felipe V y esto conmemoraba la llegada de la dinastía Borbón a España después de 300 años”.

Además el proyecto actual fue la excusa perfecta para recuperar esas 47 pinturas que pertenecían a la colección de Felipe V.

Asimismo, hay que resaltar que “todas estas obras que llegan ya habían estado en La Granja con su reinado”, continua García-Frías. Esto ha permitido reordenar las 14 salas, generando el movimiento de 150 obras y la incorporación de nuevas piezas. “Logrando reunir series que estaban separadas y devolver obras a sus lugares originales que en su mayoría son del siglo XVIII”, indica la conservadora.

Bendición de San Genaro de Malinconico en 1665 con dos ampollas de su sangre liquida sobre un libro. / KAMARERO
Bendición de San Genaro de Malinconico en 1665 con dos ampollas de su sangre liquida sobre un libro. / KAMARERO

Obras

En cuanto a las piezas más importantes, García-Frías destaca la obra de Quentin Massys, ‘Los dos viejos rezando’, porque es una de las obras más antiguas de la colección, data del siglo XVI y pertenece a la pintura flamenca y a la colección de Isabel de Farnesio. Al igual que esta el cuadro de Marinus Reymerswaele,El cambista y su mujer’ de 1538, con una temática muy común para la época que era plasmar los recaudadores de impuestos.

También destaca ‘El tocador de Venus’, de Giovanni Andrea Sirani, una obra del siglo XVII. La pieza conserva el gran marco original de la colección de Felipe V, de talla sobredorada con guirnaldas vegetales.

Por último, se distingue la obra ‘Bendición de San Genaro’, Andrea Malinconico.

Series

Dentro del reordenamiento de obras, hay que destacar la serie ‘Los cinco sentidos’ de Abraham Janssen, ubicada en la sala Pieza de comedor. Al igual que la serie ‘Alejandro Magno’ del reconocido pintor Francesco Solimena en la sala de Alabarderos. Estas piezas organizan de forma coherente la visión del espectador.

Nuevos tesoros en la colección de Felipe V e Isabel Farnesio del Palacio de La Granja

Un cuadro familiar completo

Desde la primera sala los visitantes pueden notar el cambio de obras con el retrato de la ‘Infanta doña María Antonia Fernanda de Borbón’ por el artista francés Louis-Michael van Loo, hacia 1750, antes estaba en una zona restringida del Palacio Real de Madrid.

Ahora en la sala en la que se encuentra, antes los reyes la utilizaban de antecomedor y recibía el nombre de ‘Pieza de los Cubiertos’.

Pero, la reina Isabel Farnesio la reformó con la llegada de Carlos III a España en 1760, esta sala recibe el nombre ‘Galería de Retratos’. Aunque en la actualidad se le conoce como Primera Antecámara.

El nuevo retrato de la Infanta se realiza cuando esta anuncia su compromiso con el duque de Saboya, y la retrata en la misma pose, que van Loo uso para el cuadro de Isabel Farnesio, su madre.

Está sala la encabeza ‘La familia de Felipe V’, una copia de van Loo, que esta precedida de varios retratos de sus hijos firmado por diferentes autores.