Navas de San Antonio destinará el dinero de las fiestas a hacer test a los vecinos

Más de 300 vecinos empadronados se han apuntado ya para someterse a las pruebas serológicas tras emitirse un bando anunciando la propuesta

1219

La localidad, de 328 habitantes, realizará pruebas de coronavirus a todos sus habitantes mayores de cuatro años con el dinero que había destinado para la celebración de sus fiestas patronales y que han sido suspendidas a raíz de la pandemia.

Según ha informado a Efe el alcalde de este pueblo, Luis Miguel Pérez, el pasado viernes el Ayuntamiento emitió un bando en el que invitó a todos los vecinos a inscribirse para hacerse las pruebas de forma voluntaria y ya se han apuntado alrededor de 300, la práctica totalidad de sus habitantes.

El cabildo ha contratado los tests serológicos a la clínica privada Los Tilos, ubicada en la capital de la provincia, y el coste de cada uno será de 60 euros.

Todos los empadronados en el pueblo tendrán acceso a esta prueba de forma gratuita y los residentes que no lo estén también tendrán acceso a ella, pero deberán abonar el precio.

Los fondos destinados a esta iniciativa provienen de la partida que el Ayuntamiento tenía presupuestada para la celebración de las fiestas patronales del municipio, que han sido suspendidas a raíz de la crisis sanitaria. “Hemos pensado que qué menor que ver cómo estamos de salud”, ha comentado en una entrevista con Efe el alcalde de la localidad, quien asegura que la acogida por parte de los vecinos ha sido “muy buena”.

Está previsto que este mismo fin de semana un equipo médico de la clínica se desplace hasta la localidad, ubicada a unos 30 kilómetros de la capital, y se instale en un local municipal, que se adaptará y desinfectará para la ocasión, según ha precisado el regidor.

En este pueblo no ha habido gran incidencia del virus, según ha comentado su alcalde, salvo algún vecino que ha informado al médico de la localidad de la presencia de síntomas compatibles y que ha pasado la cuarentena en casa sin mayores dificultades y no han tenido conocimiento de ningún fallecido por estas causas. “Yo llevo 20 años de alcalde y cada vez que lo he sido, la primera, la segunda, la tercera… he sabido que lo primero que hay que mirar es el bienestar de los vecinos”, ha señalado el regidor sobre la iniciativa.

El pasado 15 de mayo, el Ayuntamiento de este pueblo informaba de que era previsible que la situación de alarma se alargara varias semanas y podría incidir en las fiestas patronales en honor a San Antonio. Por ello anunció que se ha veía obligado a suspender todos los actos festivos que tradicionalmente se programan cada mes de junio.

No ha sido la única localidad de la provincia que ha suspendido las celebraciones de estos meses, puesto que todos los municipios que tenían previstas fiestas en junio, e incluso en julio, han optado por cancelas todos estos actos.