Navalmanzano, Sanchonuño y Pinarejos siguen con altos índices de arsénico en su agua

El Consorcio Agropecuario organizará cursos de ‘responsable municipal de agua’ para la obtención del diploma que exige la Junta

17

Tres pueblos de la provincia (Navalmanzano, Sanchonuño y Pinarejos) continúan con altos índices de arsénico en sus aguas, según reveló ayer José Martín Sancho, diputado provincial de Medio Ambiente. Ante la certeza de que “no se puede seguir eternamente llevando botellas a esos pueblos”, abogó por instar a la Junta a que ejecute en Cuéllar el proyecto ya redactado para el suministro a toda la comarca de agua procedente del río Cega.

Además, Martín Sancho dijo estar “preocupado” por la posibilidad de que alguno de los pueblos de la comarca de Santa María la Real de Nieva, ahora en situación “al límite” de arsénico permitido, puedan entrar en el listado de municipios con agua no apta para el consumo. En este sentido, esperó el pronto inicio de las obras del azud de Carbonero el Mayor, destinado a acabar con el problema en la zona.

“Con esas dos infraestructuras —la de Cuéllar y la de Carbonero— se evitarían el 90% de los problemas de arsénico en la provincia”, calculó el diputado provincial.

En una jornada sobre la vigilancia sanitaria del agua de consumo humano, el presidente de la Diputación, Javier Santamaría, defendió que la provincia “tiene cantidad de agua”, aunque reconoció “problemas en su calidad”.

La construcción de embalses en la falda de la Sierra de Guadarrama y de otras infraestructuras como la de La Churrería y la de Villeguillo – Coca han permitido que la zona susceptible de tener problemas de arsénico se ciña a las inmediaciones de la ‘Autovía de Pinares’, de acuerdo con la percepción que tiene Santamaría del asunto.

Martín Sancho y Santamaría hicieron estas declaraciones en el transcurso de la mencionada jornada, organizada por el Consorcio Agropecuario con la colaboración de Diputación y Junta, y en la que se explicó a alcaldes y técnicos medioambientales la nueva normativa, que obliga a los ayuntamientos a informar periódicamente a la Junta sobre los análisis de su agua. Con la pretensión de facilitar la labor a los ayuntamientos, el Consorcio Agropecuario asumirá dicha tarea en los casos en que se solicite su colaboración.

Por otra parte, el Consorcio Agropecuario organizará cursos de formación para la obtención del diploma de ‘responsable municipal de agua’ que exige la Junta.