13 1 la pinillaweb
Los cañones, funcionando a pleno rendimiento en La Pinilla. /LA PINILLA

Las estaciones de esquí de la provincia se preparan para una nueva reapertura de sus instalaciones después de la nieve caída en las últimas horas. Después de verse obligadas a cerrar el pasado 20 de diciembre, debido a la falta de nieve, y tras unos días de temperaturas primaverales, la noche de Reyes cayó una buena nevada, sobre todo en zonas altas de la provincia, lo que está permitiendo a Navacerrada y La Pinilla acondicionar sus pistas de esquí para abrirlas en los próximos días.

Navacerrada informaba a través de redes sociales que por la noche se habían acumulado entre 15 y 20 centímetros de nieve, y que por la mañana volvía a nevar con intensidad. Desde las ocho de la mañana, la estación del Puerto trabajaba con los cañones de innivación artificial, gracias también a la bajada de temperaturas. “Crucemos los dedos para poder informaros de una pronta reapertura”, anunciaban.

Por su parte, desde La Pinilla también se recibían ayer buenas noticias, con los cañones de nieve artificial trabajando y preparando la próxima reapertura de las instalaciones de Cerezo de Arriba. “Estamos haciendo nieve sin parar”, destacaban en las redes.

Después de adelantarse esta temporada el inicio de la campaña de esquí al puente de la Constitución, La Pinilla el 20 de diciembre y Navacerrada el 21, cerraron sus pistas, ya que no reunían las condiciones mínimas para esquiar. La ausencia de nieve y la subida de temperaturas obligaron a mantener abiertas las instalaciones solo para uso turístico.

Los Reyes Magos trajeron el miércoles por la noche bastante nieve a las zonas de montaña, y es probable que en los próximos días reabran La Pinilla y Navacerrada, ya que las temperaturas se mantendrán muy bajas esta semana y en los primeros días de la que viene.