Zerro pide ayuda de su público para ayudar a los niños de Uganda. FACEBOOK @ZERRO
Zerro pide ayuda de su público para ayudar a los niños de Uganda. FACEBOOK @ZERRO

Jaime Cerrolaza lleva media vida haciendo música bajo su nombre artístico, Zerro, desde que con 16 años comenzase a recorrer, primero su Madrid natal y posteriormente Ibiza. Sin embargo nunca se ha olvidado de La Granja de San Ildefonso, donde vive parte de su familia y él mismo ha decidido mudarse recientemente a la localidad junto a su pareja, Lila.

Ella fue quien le inspiró para celebrar este concierto, que tendrá lugar el sábado 10 a las 20:00 horas en el Teatro de Canónigos.
Lila lleva más de un año colaborando con la asociación Mai Foundation, una organización que trabaja para ayudar a un pequeña comunidad compuesta por una veintena de mujeres y 75 niños de la región de Jinja, en Uganda. Lucha por ayudar tanto a mujeres y niñas a labrarse un futuro así como a huérfanos y niños de la calle. Su creadora es una mujer con cuatro hijos que lucha por reconstruir una escuela rural para mejorar el futuro tanto de su familia como de su comunidad.

Por este motivo, Zerro ha decidido ayudarles a lograr su objetivo con un concierto solidario que en realidad, va a ser mucho más que un concierto. Todo un espectáculo que no se limitará únicamente a la música, sino que contará con la presencia de una pareja de bailarines acrobáticos llegados desde Ibiza y que también tendrá una pantalla gigante donde se representarán visualmente las canciones que interpretará (dos de ellas con el único acompañamiento del piano), a las que da “una vuelta”. También durante el concierto podrá verse un vídeo de Mai Foundation donde mostrarán su agradecimiento hacia el público por ayudar con el dinero de las entradas para conseguir su propósito.

Aunque ha actuado más veces en solitario, esta será la primera vez desde la presentación de su disco hace dos años, también en La Granja, que actuará con la banda exacta que lo grabó.

Interpretará temas que para sus seguidores ya son casi un himno, como ‘Infinita’, ‘La chica de la Cruz Roja’ o ‘Ibiza’. En sus letras, Zerro narra las experiencias que vivió durante sus primeros años como músico en Madrid y su posterior mudanza a la isla balear, a la que demuestra un especial cariño.

Estará acompañado por grandes músicos con una dilatada experiencia actuando con artistas nacionales, como Miquel Ferrer, batería de Burning, que también ha actuado con Marwan o Ella Baila Sola, Javi Calambres, bajista de Chenoa o Bebe y especialmente el productor Alfonso Samos, responsable de numerosos éxitos del Pop-Rock español, quien descubrió a Zerro y le dio su primera oportunidad como músico y que en esta ocasión se encargará de la dirección musical y de las guitarras.

“Es todo un lujo tocar en casa y sobre todo rodeado de músicos tan buenos como ellos”, ha señalado el artista.

Un esfuerzo que ha costado “meses de preparación” y que ha podido llevar a cabo gracias a la colaboración de organismos tanto públicos como privados, entre los que el músico destaca la “inestimable colaboración del Ayuntamiento del Real Sitio de San Ildefonso”, así como de Caja Rural de Segovia, Brualdis o Posada de los Embajadores, así como varios comercios locales más. Sin su ayuda, indica, no habría sido posible.

Un show audiovisual inédito y único que emocionará a todos aquellos que se acerquen a disfrutar de su música y todo por una buena causa; ayudar a quienes más lo necesitan para que puedan tener un futuro mejor.