Los motoristas pasaron muy cerca de la muralla del Cerro. / el adelantado
Publicidad

La Asociación Cultural APIA de Amigos de la Pizarra y la Arqueología ha denunciado que el pasado fin de semana algunos motoristas circularon con sus motos de trial por el yacimiento arqueológico del Cerro del Castillo e incluso en tres puntos de las murallas sobre ellas, lo que supone una agresión al patrimonio arqueológico del Cerro del Castillo.

Los hechos se detectaron el pasado lunes con motivo de una corta de encinas autorizada en el paraje. A simple vista se observan las rodadas y los derrapajes en el interior de los recintos amurallados y en el camino de ronda exterior de la vertiente norte de la muralla tardorromana y visigoda. En dos puntos más han desplazado alguna laja de pizarra con las ruedas.

La Asociación Cultural APIA considera que estos hechos revisten una grave agresión al patrimonio cultural, ya que han tenido lugar en el Cerro de Castillo, declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Zona Arqueológica, donde no cabe la más mínima remoción del terreno sin la preceptiva autorización de la Junta de Castilla y León.

Los hechos han sido denunciados esta semana ante la Guardia Civil y el Servicio Territorial de Cultura de Segovia, con el fin de que se localice a los autores de estos hechos y sean sancionados como corresponde. El acceso al Cerro del Castillo hasta este momento no tiene restricción alguna, pero a la vista de los hechos acaecidos, APIA va a solicitar al Ayuntamiento de Bernardos que se limite dicho acceso.

“Es lamentable que la conducta de unos pocos individuos, derivada de su elevado grado de incultura y sin sentido común, limite en el futuro a los demás ciudadanos. Los autores han demostrado que su grado de inteligencia les incapacita para poder tener un permiso de conducción de vehículos”, afirman desde la asociación.