Montserrat Sanz Solís, concejal de El Espinar./ E.A.
Montserrat Sanz Solís fue la cabeza de lista de VOX en las elecciones 2019 y ha formado parte del equipo de Gobierno de El Espinar gracias al pacto que firmó con el Partido Popular y Ciudadanos. Discrepancias con sus compañeros hicieron que el alcalde, Javier Figueredo (PP), la retirara sus concejalías. Unos meses después de su destitución, Sanz Solís explica los motivos que la llevaron a votar en contra de su equipo, su salida de VOX y su intención de cara a las elecciones del 28 de mayo.
– En 2019 se postula como cabeza de lista de un partido nuevo que obtiene dos concejales en el Ayuntamiento de El Espinar, ¿Qué la llevó a representar a VOX? ¿Esperaban ese resultado?
Me presenté por un partido emergente que no era conocido por mucha gente y, además, estábamos muy mal mirados por la opinión pública. En aquel momento nos presentamos con ilusión y con ganas de intentar representar a los vecinos de El Espinar que quisieran acompañarnos con esas siglas. Era un partido cuyos ideales nos representaban a todos los que configuramos la lista y el objetivo era trasladar la ideología del partido a la localidad. La idea era conjugar las ideas del partido con las necesidades del municipio en aquel momento. Los resultados para nosotros fueron muy buenos y los vecinos respondieron muy bien. En las elecciones municipales los votos son apoyos para las personas por la cercanía con los vecinos y en aquel momento la gente valoró a los vecinos que representaban esas siglas.
– El primer problema de la legislatura fue la moción para derogar la Ley de Violencia de Género ¿Qué pasó realmente?¿Tuvo consecuencias dentro del equipo de Gobierno?
Dentro de los ideales y de las líneas de trabajo del partido, los representantes a nivel nacional marcan un poco la forma de actuar. En aquel entonces VOX intentó que la Ley de Violencia de Género cambiara  y lo plantearon como derogación para después plantear un modelo nuevo en el que estuvieran todas las víctimas más representadas y todas las víctimas que realmente padecen esta lacra social. Nosotros propusimos la idea de esta moción que nos enviaron desde nacional y la presentamos en el equipo de Gobierno. Ellos respondieron afirmativamente y firmaron el documento, tanto Partido Popular como Ciudadanos que éramos los que formábamos el tripartito. Lo que pasó fue que cuando se vendió la noticia de que en El Espinar se iba a llevar esta moción adelante los tres partidos, al PP le llamaron para decirles que qué estaban haciendo apoyando algo así y a Ciudadanos igual. Nos quedamos solos. Fue una moción muy controvertida, pero fue algo que planteó VOX a nivel nacional. En este caso el tripartito se mantuvo al margen y no afectó al día a día del equipo de Gobierno local.
-Durante los dos primeros años y la pandemia los siete concejales del equipo de Gobierno parecían muy unidos, ¿En qué momento se empiezan a distanciar?
Es cierto que durante los primeros años y durante la pandemia íbamos juntos a casi todo, pero con tres formaciones en el Gobierno siempre surgen asperezas y el bagaje del día a día hace que salten cosas. En ningún momento ha habido grandes problemas, siempre hemos tratado de llegar a acuerdo y a la hora de votar si un partido no estaba de acuerdo en algo pero la mayoría sí, todos votamos en conjunto. Los problemas gordos han venido al final de la legislatura cuando las políticas de algunos grupos buscaban otros fines, pensando en las próximas elecciones y en ponerse medallas. En los últimos meses es cuando más se ha fracturado por las posibles postulaciones a las próximas elecciones. Ha habido concejales que preferían premiarse a ellos mismos y ponerse medallas antes que beneficiar el fin común.
-¿Cómo vivió la expulsión de su compañera Myriam del Pozo del equipo de Gobierno?
La salida de Myriam fue un error del propio Partido Popular. Cometieron el error de perder un concejal y de perder la mayoría absoluta que teníamos. Yo creo que antes que concejales somos personas y tenían que haberlo valorado. Somos un municipio de 10.000 habitantes, el más grande de la provincia de Segovia, pero al final esto es un pueblo y al final de la legislatura todos somos vecinos que tenemos que seguir conviviendo. Fue un error grande por parte del PP no llegar a un acuerdo con ella para mantener su mayoría.
-Desde este momento empieza a votar en contra de proposiciones de su propio equipo, llegando incluso a decir «no» a los presupuestos para 2023 elaborados por su compañero de partido, ¿Cómo justifica estas decisiones?
Las modificaciones presupuestarias del mes de septiembre fueron un pequeño tirón de orejas al equipo de Gobierno y a mis propios compañeros, pero estas votaciones estuvieron siempre consensuadas y tenían el apoyo de VOX. Hasta el último pleno de presupuesto yo siempre he mandado todas las propuestas y votaciones al partido para que desde nacional estuvieran informados y nos ayudaran, aunque algunos «jefes» del Partido Popular hayan pensado lo contrario. En aquel momento, yo voté «no» con el respaldo de mi partido. Con puntos y comas, lo que yo dije en ese pleno, fue lo que me dijo el partido. Vote «no»  a unas modificaciones que para mi eran un despilfarro de las arcas municipales. Eran modificaciones presupuestarias manipuladas y embarradas con facturas que había que pagar de servicios esenciales, junto a otras de festejos.
Recientemente, con los presupuestos municipales, la votación no fue con el consenso del partido, pero sí advertí a mi compañero de lo que iba hacer. Yo no entiendo que un presupuesto municipal se presente a dos meses de las elecciones a las que todos se iban a presentar. Lo lógico hubiera sido dejar correr el tiempo y que cada uno defendiera sus propuestas en su programa electoral. Por supuesto, tampoco podía votar un presupuesto que era el menos social de toda la legislatura, en el que se eliminaban 200.000 euros de emergencia social que se podían haber titulados de cualquier otra manera y se podían haber concedido a pymes y autónomos. Esto yo se lo comenté a mi compañero antes de que se llevara a pleno y en las reuniones de elaboración del presupuesto se lo comenté a mi compañero ya que, además, yo era la concejala de Asuntos Sociales e Igualdad. No sé si fue decisión suya no incluirlo o fue una decisión coaccionada por el resto del equipo porque a mi a la última reunión que hubo de presupuestos no me invitaron. Fue en el despacho de alcaldía entre el concejal de Hacienda, el alcalde y los otros dos concejales del PP. A mí me llamó mi compañero después para decirme lo que se había quitado de la partida de Asuntos Sociales.
-El alcalde argumenta su expulsión basándose en «falta de trabajo», ¿Qué opina al respecto?
Yo creo que siempre he demostrado que me gano el pan honradamente en mi trabajo día a día y que todo el tiempo que destino a la labor pública lo hago porque me gusta, porque soy una mujer comprometida con mi pueblo y con mis vecinos y siempre ha sido así. Nunca he pretendido lucrarme ni tener un sueldo por estar ahí. Por dejadez, como ha dicho el alcalde, creo que es un error por su parte que diga esto. Entiendo que le haya sentado mal mis votos, pero quiero recordar que yo no fui la mayoría absoluta y que la perdió él con la expulsión de su compañera de partido.
-¿Tiene conocimiento de que algún concejal haya aprovechado su cargo para beneficio propio?
En principio, yo creo que no, no puedo decir nada al respecto. Se que se ha hablado mucho de mi ex compañero y de la oposición para policía local. Tengo que decir que no me contó mucho sobre el tema y que él (Tomás López) siempre estuvo más cerca del PP que de mi. Yo he sido siempre la oveja negra y me he mantenido fiel en mi posición con el que hasta ahora era mi partido y con los vecinos. Lo que hayan hecho otros no lo sé, pero no pondría la mano en el fuego por nadie porque me podría llegar a quemar.
-Dos mujeres de siete concejales formaban parte del equipo de Gobierno y las dos han acabado expulsadas, ¿Casualidad?
No sabría decir si es casualidad o no. La verdad es que en los últimos plenos no quise tildar de «machismo» algunas actitudes, ni recordar palabras bastante incómodas que se han dicho durante la legislatura en un salón que representa lo más importante, a los vecinos. Creo que si el vecino se merece respeto en la calle, también lo merece en la institución que le representa. Creo que se han cometido muchas faltas de respeto que no son comprensibles ni admisibles. Se han dicho y se han hecho muchas cosas fuera de lugar.
-Durante los últimos meses las redes sociales se han llenado de propaganda, vídeos e incluso, apuntan algunos, perfiles falsos para atacar a todos los que no comulgan con el equipo de Gobierno, ¿Qué opina de esto?
Las redes sociales se han convertido en un arma durante toda la legislatura. Son un medio muy fácil de comunicar, accesible para cualquiera y una manera de transmitir ideas. Pero en este caso se han convertido en armas para los perfiles falsos para atacar a los rivales con bajeza, con maldad y con odio. Han tratado de humillarnos pero yo creo que no hay mejor desprecio que no hacer aprecio y yo nunca he entrado en redes sociales a discutir nada ni lo voy hacer. Yo me mantengo al margen y mi conciencia está muy tranquila en este sentido.
-Volvamos a VOX. Recientemente ha anunciado su salida del partido y ha manifestado una «profunda decepción», ¿Qué ha pasado?
He llegado a la conclusión después de analizar mi bagaje político, primero como concejal del PP y ahora de VOX, de que al final todos los partidos se mueven igual. Todos valoran a la persona por lo que puedan aportar en su momento para llegar a los escaños mayores y a la gente la dejan de apoyar cuando ya nos les sirven. Me ha decepcionado mucho VOX porque cuando yo comuniqué que el pacto de Gobierno que habíamos firmado con el señor Figueredo estaba roto ni siquiera obtuve una respuesta. Silencio fue lo que recibí. Creo que simplemente por educación merecía una respuesta. Me ha decepcionado profundamente que no cuiden a su gente, que el eslogan «cuida lo tuyo» se pierde cuando no cuidas ni a los tuyos. Prodigan unas cosas que luego ellos no cumplen. He trabajado con uñas y dientes por el partido y, si el nombre de VOX ha estado en prensa y en noticias, para cosas buenas y malas, ha sido por las personas que hemos trabajado y que nos merecemos ese respeto.
-En un primer momento anunció que no se presentaría a las elecciones del 28 de mayo, pero parece que ha cambiado de opinión, ¿Se va a presentar?
Sí, la calle y los vecinos son los que me han hecho replantearme las cosas. Ellos me han dado el respeto que los grupos políticos no me han dado y su apoyo y la gente que aprecio, que son los vecinos de mi pueblo, son los que me han hecho cambiar de opinión. Vamos a presentar una formación independiente, sin ningún partido político. Estamos trabajando para conseguir los avales, las 100 firmas que necesitamos para las elecciones de mayo y poder responder a las peticiones de los vecinos. La nueva formación se llama ‘Ahora sí’, ¡Más vecinos, más pueblo!.
-Explique a los vecinos una cosa de las que se siente orgullosa de haber conseguido en estos cuatro años y una que, a su parecer, falte por mejorar en El Espinar. 
Me enorgullezco de haber llevado el nombre de El Espinar allá donde he ido, siempre en defensa de mis vecinos. Si he sido atacada en algún momento siempre ha sido por la defensa de El Espinar. Esto es algo que puedo decir con mucho orgullo. Si me he reunido con toda la cúpula de VOX nacional en la sede de la Calle Bambú, en Madrid, siempre me han reprochado que llevaba El Espinar en la boca sin objetivos mayores. No se si esto habrá tenido que ver con que yo haya desaparecido de VOX Segovia, de VOX provincial, pero me enorgullece haber defendido siempre a mis vecinos sin pretender nada más.
Creo que falta por mejorar mucho el bienestar de los vecinos, entendido desde todas sus ramas. Estabilidad económica, servicios de calidad, bajada de impuestos y flexibilidad económica. Creo que son cosas en las que no se ha trabajado y que se tienen que aplicar ya. Son cosas fundamentales. Además, los recursos sociales tienen que ser empleados de otra manera. Hay proyecto que se ha quedado en eltintero que es la creación de un centro para personas con distintas discapacidades en el municipio. Es algo que debemos a muchas familias que necesitan ese centro para descanso familiar, para intentar que tengan conciliación familiar y este proyecto será una de las banderas del nuevo programa.