Miguel Ángel Castaño
Miguel Ángel Castaño, ganador de 2017, disputando otra prueba./ c.n.
Publicidad

El 4 de marzo se acerca a un ritmo vertiginoso, casi tanto como el que llevó el año pasado Miguel Ángel Castaño, soriano y ganador de la edición pasada de la Carrera de las Murallas. En una breve pero intensa charla con él, el corredor deja entrever las ganas de que llegue el día y poder acercarse a Cuéllar para pasar una gran jornada deportiva.

Su marca del año pasado estuvo en torno a los 35:15, y era el segundo año que competía en esta prueba popular. El anterior se quedó en cuarta posición a pesar de liderar la prueba durante gran parte del trayecto; finalmente fue adelantado y quedó en ese cuarto puesto. En 2017 no hubo espacio para el error y consiguió ese ansiado primer puesto que aún hoy saborea. Asegura que lo disfrutó mucho, que es su objetivo principal en cada carrera.
Miguel Pertenece al Club Bathco running Team, al amparo de atletas de la talla de Paula oOnzález Berodia, deportista cántabra con el mejor palmarés en atletismo en ruta de los últimos tiempos. Sus entrenamientos y dirección técnica corren a cargo de Germán Martínez Álvarez, por lo que la preparación es de la más alta calidad para atletas como el soriano. Recorren la península con objetivos como medias maratones en las que siguen cosechando éxitos, pero siempre hay espacio para carreras como esta. De la Carrera de las Murallas asegura que le encanta “su dureza”; confiesa que este tipo de pruebas le gustan. “Es muy cambiante, muy variada, muy llevadera y tiene todos los tipos de terreno, además de las pendientes”, explica. Confiesa también que el entorno de la calle Cuevas y los callejones previos le parecen un regalo del recorrido, con esa estrechez que da aún más variedad a ese recorrido. Asegura que es muy exigente, pero que eso le da calidad a la prueba. Otra de las cosas que destaca es la animación. Es cierto que hay zonas en las que le gustaría -a él y a más atletas- que hubiera más gente animando. Zonas como la del Pabellón o el Parque de la Huerta del Duque se hacen algo pesadas sin público, a pesar de las vistas. Sin embargo, reconoce que la calle de Las Parras, siendo la última subida “es una gozada con tantos vecinos animando”. Esa es la única pega que encuentra a una competición ya consolidada, pero reconoce que esta es una variable incontrolable, pues los espectadores eligen zonas más atractivas en las que disfrutar como público en su villa.
Ese es el único inconveniente, porque a la organización le da un generoso “10”. Alaba la labor del Club Atletismo Cuéllar, que ya señaló en declaraciones pasadas de su presidente que los que buscan es “mimar al atleta para que vuelva”. Al parecer lo consiguen, porque Miguel Ángel repetirá este 2018 en la VIII edición.

SU OBJETIVO Sus palabras denotan ganas y objetivos. Está inscrito y si nada lo impide, el domingo 4 de marzo se calzará sus zapatillas con un objetivo: batir el récord de la prueba, que se encuentra en 34:10. Reconoce que a pesar de encontrarse en buena forma y con capacidades, no está en lo más óptimo, así que habrá que esperar a ese día para comprobar qué tal se ha dado la carrera y si tenemos nuevo récord.

Su deseo para todos los atletas y aficionados es el de “disfrutar”. “Para atletas que no cobramos, que amamos este deporte, el objetivo principal es disfrutar de una carrera como esta, sin estar pendientes del reloj ni de las marcas”. También lo traslada al público, parte fundamental de la jornada; “hay que pasar una buena mañana”, concluye.

El Club sigue trabajando y ultimando detalles, esperando que los últimos rezagados se animen y que más vecinos se sumen como voluntarios. Es necesario que los cuellaranos se impliquen para mantener la que ellos llaman “una fiesta del deporte” y que llena de vida el primer y siempre frío domingo de marzo. Así que a una semana de la competición popular, los corredores ultiman sus entrenamientos y se preparan para que Cuéllar se llene de mejor running de todo el año.

Si estás pensando correr Murallas 2018, ¡anímate!

No hace falta que seas atleta profesional o experto, que pertenezcas a un club o que tengas una marca personal impresionante. El propio Miguel Ángel Castaño lo asegura, y anima a todos a participar en un evento único e incomparable en muchos kilómetros a la redonda. “Es una carrera diferente, muy bonita”, confirma, lo que debe servir a todos aquellos indecisos para entrar en la web www.atletismocuellar.es o acercarse a Deportes Giocco o el Pabellón e inscribirse, en la modalidad de 5.000 metros o en la de 10.000. “No es una carrera para hacer marca, pero sí para disfrutarla y pasarlo bien”, explicó Castaño. Confesó que él la utiliza como medio de preparación para su siguiente objetivo, los 10km en ruta ‘Villa de Laredo’, que tendrá lugar el sábado 17 de marzo.

Así que no hay excusa, cada aficionado puede usar la Carrera de las Murallas con una finalidad, pero la de todos debe ser la de disfrutar corriendo el primer domingo de marzo, en una villa que ofrece múltiples posibilidades y, sobre todo, un circuito espectacular que todos los que prueban, intentan repetir. A pocos días para que finalicen las inscripciones (28 de febrero, último día), los indecisos tienen con el testimonio de Miguel Ángel algunas razones más para ser partícipes de este evento deportivo.