Publicidad

Mercadona ha reabierto un nuevo supermercado en Cuéllar, concretamente en la avenida Camilo José Cela, tras una reforma integral para adaptarlo al nuevo modelo de tienda eficiente de la compañía, con una inversión de más de un millón de euros y la participación de 47 proveedores que han dado empleo a 280 personas durante la fase de reforma. Este supermercado refuerza la excelencia en el servicio y optimiza el acto de compra de sus clientes, presenta mejoras de las que se benefician tanto los ‘jefes’ (clientes), como los trabajadores, los proveedores y la sociedad.

Para ello, este supermercado cuenta con novedades en todas sus secciones. Por ejemplo, dispone de un nuevo punto de acabado para la carne, una nueva charcutería con jamón al corte y envasado, una góndola central en la perfumería para la cosmética especializada, un servicio de zumo de naranja recién exprimido, especialidades de sushi, una nueva sección de horno con rebanadora de pan y pastelería refrigerada o una nueva exposición en la pescadería para los productos de concha, entre otras novedades.

Asimismo, en esta tienda se incorpora la nueva sección ‘Listo para Comer’, que cuenta con un total de 35 platos distintos, que, al poder personalizarse en algunos casos, como el de las ensaladas, pizzas o pastas, prácticamente se duplica. Todas estas opciones se sirven en envases fabricados con materiales naturales, como la caña de azúcar (material compostable), el cartón o el papel.

Además, el supermercado de Cuéllar dispone, entre otras mejoras, de una nueva entrada con doble acristalado que evita corrientes de aire, unos pasillos más amplios, un área de descanso en la misma tienda con sillas y mesas donde los ‘jefes’ pueden consumir el plato recién preparado y acompañarlo con bebidas frías y café caliente, y un nuevo modelo de carro de la compra y un nuevo modelo de carro tipo cesta mucho más ergonómicos y ligeros.

Esta nueva generación de supermercado eficiente cuenta con una superficie de sala de ventas de 1.500 metros cuadrados y dispone de un diseño totalmente renovado respecto al anterior modelo de tienda con nuevos colores y materiales, tanto en la fachada exterior de acceso al supermercado como en la distribución de las distintas secciones. Asimismo, apuesta por amplios espacios diáfanos que facilitan la entrada de luz natural y colores cálidos en la delimitación de los distintos ambientes.

Adicionalmente, con el objetivo de facilitar las tareas diarias de los trabajadores, este nuevo supermercado incluye múltiples medidas para mejorar la ergonomía y eliminar sobreesfuerzos. Por ejemplo, el nuevo mueble de caja Mercadona se ha desarrollado en colaboración con el Instituto de Biomecánica de Valencia. La tienda también dispone de zonas comunes para que los empleados disfruten de una mayor comodidad en sus momentos de descanso, así como un comedor más equipado y unas taquillas personales más amplias y cómodas.

Además, esta nueva tienda eficiente de Mercadona está completamente conectada tecnológicamente, mediante la integración de una serie de dispositivos electrónicos y herramientas colaborativas para los trabajadores, con los que poder compartir información desde cualquier sección de la tienda; lo que facilita la autogestión de cada supermercado y agiliza los procesos de toda la cadena. Entre los nuevos dispositivos, se encuentran, entre otros, la línea de cajas, las balanzas o el uso de tabletas electrónicas que sustituyen al papel.