Reunion Junta Martin Muñoz de la Dehesa
El delegado territorial en la reunión que mantuvo junto al alcalde de Martin Muñoz de la Dehesa.

La Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Martín Muñoz de la Dehesa planifican nuevas mejoras en la carretera autonómica SG-411 a su paso por el casco urbano, entre las que se incluye la limitación de velocidad en la parte urbana de la vía por su peligrosidad, tal y como solicita el Ayuntamiento al Servicio Territorial de Fomento.

La situación de la travesía centró la conversación entre el alcalde de este Ayuntamiento y diputado provincial, David Gutiérrez, y el delegado territorial de la Junta en Segovia, José Mazarías. El encuentro, al que también ha asistido la jefa del Servicio Territorial de Fomento, Natalia Flórez, y técnicos de este departamento, se ha producido recientemente en la Delegación Territorial de la Junta.

Esta carretera discurre entre el límite con la provincia de Ávila, en las inmediaciones de Arévalo, hasta su entronque con la N-601, en el casco urbano de San Cristóbal de la Vega. Es una vía que soporta una intensidad elevada de tráfico pues supone el cauce ordinario y habitual de comunicación entre varios municipios segovianos y la localidad de Arévalo, a cuya zona de influencia socioeconómica y área de salud pertenecen.

El Ayuntamiento de Martín Muñoz de la Dehesa ha realizado inversiones significativas en la travesía de dicha carretera, para la que la Consejería de Fomento redactó en 2010 un proyecto completo de acondicionamiento. Ahora, ante la necesidad de actualizar este proyecto y su correspondiente presupuesto, el Servicio Territorial acometerá inicialmente un riego asfáltico con nueva capa de rodadura en la travesía.

Esa actuación será precedida de otra, relativa a la limitación de velocidad en la parte urbana de la vía por la peligrosidad de la misma. A tal efecto, el Servicio Territorial ha asegurado que señalizará debidamente la carretera para hacer efectiva la limitación de velocidad. Durante la reunión se valoraron otras alternativas como instalación de semáforos o pasos sobreelevados, que inicialmente se descartaron por razones de coste o de incremento de ruidos.