José Luis Aragüe (izq) y Pablo Martín, en la presentación del XXII concurso regional de sumilleres. / NEREA LLORENTE
Publicidad

Entre 40 y 50 sumilleres de Castilla y León se darán cita los próximos 9 y 10 de marzo en el restaurante Pórtico Real para participar en el XXII campeonato que determinará al mejor de la Comunidad en el año 2020.

Los tres primeros clasificados, además de dos representantes de cada una de las diez asociaciones provinciales con las que cuenta Castilla y León (Aranda de Duero tiene una independiente a la de Burgos) formarán asimismo parte del Campeonato Nacional de Sumilleres UAES 2020, que tendrá lugar en Madrid los días 1 y 2 de abril en el marco del Salón Gourmets.

El presidente de la Unión de Asociaciones Españolas de Sumilleres (UAES), el segoviano Pablo Martín, celebró que Castilla y León vaya a aportar 23 de los 70 participantes del campeonato de España, una muestra más de que la región “es una de las pioneras en el mundo de los sumilleres, contando con la asociación más grande de España en número de socios”.

Pablo Martín estuvo acompañado en la rueda de prensa de presentación del XXII campeonato regional, celebrada en la Real Fábrica de Cristales de La Granja, por el presidente de los sumilleres de Segovia, José Luis Aragüe, el coordinador de la Fundación del Centro Nacional del Vidrio, José María Navarro, y la directora comercial del CNV, Carmen Aguirregomezcorta.

El presidente de UAES recordó que el ganador de la edición 2019, el burgalés Diego González, se proclamó posteriormente campeón de España, mientras que el segundo clasificado, el también burgalés Fernando Mayoral, se alzó con el tercer puesto en el certamen nacional, muestra del nivel que reunirá el concurso en Segovia.

Los participantes tendrán que demostrar durante la semifinal del día 9 y la final del martes 10 su conocimiento, tanto teórico como práctico, del vino y su servicio.

Aragüe, por su parte, destacó dentro del programa las clases magistrales que impartirán Bodegas Fariña, la marca japonesa Suntory (DYC) y el cuellarano Rubén Arranz por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera de Duero, así como el ‘showroom’, que contará con una veintena de estands con diferentes productos gastronómicos.