Publicidad

ν ν ν El Ayuntamiento de Cuéllar y su área de Medio Ambiente han tomado medidas sobre la zona conocida como la “Casa del Tío Tino”, que recientemente se cortó al paso por la caída de un tronco. Esta fue la voz de alerta para actuar sobre un espacio en el que los chopos no se encontraban en buen estado, en riesgo de los muchos vecinos que aparcan y pasean por allí.

El edil de Medio Ambiente, Tomás Marcos, explicó que ante la primera caída, su trabajo fue coordinar instituciones hasta conseguir el permiso para que el Ayuntamiento se hiciera cargo de una tala que acabara con este peligro. Así actuó, y la semana pasada se procedió a la tala de una treintena de chopos. La tala se realizó bajo el consejo de expertos forestales que, viendo el estado de la mayoría de los chopos, corroboraron la decisión de limpiar la zona al completo. Las dimensiones de los ejemplares se pueden comprobar in situ, además del estado de putrefacción de troncos de varios metros de diámetro, lo que da buena cuenta del riesgo evidente que suponía la conservación de estos chopos. Además, la zona se transita con mucha frecuencia; es espacio habitual de aparcamiento para acceder a la Senda de los Pescadores y un lugar de paso para muchos, sin contar con lo concurrido de esta zona durante las fiestas dada su cercanía a los Corrales del Río Cega.

El edil Tomás Marcos detalló que se trata de una política de seguridad ante “un gran conjunto de árboles envejecidos, enfermos y peligrosos para las personas”; quiere que este vuelva a ser punto de referencia. Confirmó que el objetivo es replantar la zona una vez esté limpia, antes de primavera, y acondicionarla de nuevo con la plantación de fresnos, nogales y otras especies. Explicó que también está en sus planes recuperar la fuente de agua sulfurosa que aún “echa algo de agua”.

OTRAS ACTUACIONES

El concejal avanzó que se empezará a actuar la semana que viene sobre el Parque de la Huerta del Duque, como se anunció hacia el mes de septiembre y también debido al mal estado de sus árboles. Se van a marcar y concretó que ya se han caído dos de los marcados en una primera ronda. Asegura que algunos son “veletas” y que es necesario actuar de manera rápida.

Por otro lado, se va a actuar también en la carretera de Peñafiel dado que el último temporal evidenció la necesidad: se cayeron dos trozos de árbol de grandes dimensiones. El edil insiste en la precaución y en la necesidad de estas actuaciones.