En algunos pueblos ya se están construyendo estas nuevas instalaciones. /E.A.
Publicidad

La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Segovia mantuvo ayer una reunión por videoconferencia en sesión ordinaria y, entre otros asuntos, ha autorizado el uso excepcional de suelo rústico para la instalación de 36 Áreas de Aportación de Residuos de la Construcción y Demolición (RCDs) y de Residuos Voluminosos y Enseres (RVE) no Peligrosos en 35 localidades de la provincia. El Consorcio Provincial para la Gestión Medio Ambiental y Tratamiento de los Residuos Sólidos Urbanos de Segovia es el promotor de las plantas que se proyectan en Sotillo, Donhierro, Montejo de Arévalo, Marazoleja, Marazuela, Zarzuela del Pinar, Nieva, Melque de Cercos, Bernuy de Porreros, Juarros de Riomoros, Yanguas de Eresma, Caballar, Ayllón, Vallelado, Labajos, Bercial, Escalona del Prado, Lastras del Pozo, Prádena, Mozoncillo, Fuentepelayo, Corral de Ayllón, Rapariegos, Barbolla, Fuente El Olmo de Fuentidueña, Torrecilla del Pinar, Valtiendas, Martín Muñoz de la Dehesa, Hontanares de Eresma, Cerezo de Abajo, Fuensoto, Martín Miguel, Martín Muñoz de las Posadas, Castillejo de Mesleón y Cuéllar. En este último municipio son dos las áreas de aportación que se van a instalar.

Estas instalaciones se ubican en una parcela municipal. Se trata de recintos explanados y hormigonados, cercados con valla de malla metálica, en los que se instala una marquesina bajo la que se colocan los contenedores para el depósito de los residuos de construcción y demolición y residuos voluminosos y enseres no peligrosos. Finalmente se coloca un cartel informativo, visible desde el exterior del recinto, en el que se señalan los residuos que es posible depositar, los que están prohibidos y los horarios de acceso. Las áreas de aportación disponen como mínimo de un contenedor específico donde acumular los RCDs procedentes de obra menor o de reparación domiciliaria.

Los trabajos de consolidación y mejora de la Red Provincial de Áreas de Aportación de Residuos y Puntos Limpios, que promueve el Consorcio de Gestión de Residuos de la provincia, están incluidos en el Programa para la Recuperación Ambiental de Zonas Degradadas por el Depósito de Residuos Inertes en la Comunidad, que desarrolla la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, en colaboración con los consorcios y las diputaciones.

Un total de 114 localidades segovianas ya se han adherido al plan para acondicionar y mejorar las áreas de aportación de residuos.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente es la responsable de contratar y ejecutar los trabajos de restauración de las escombreras, así como las asistencias técnicas necesarias, tales como proyectos técnicos, direcciones de obra o asistencias técnicas, y de financiar los trabajos de restauración de las escombreras. Por su parte, el Consorcio contrata los trabajos de consolidación y mejora de la Red Provincial de Áreas de Aportación de Residuos y Puntos Limpios.