Más de 500 personas participaron en la Matanza Popular

Los dulzaineros de la localidad animaron la jornada a pesar de las bajas temperaturas

3

El mal tiempo no impidió que los cantimpalenses y visitantes celebraran la quinta Matanza Popular en un ambiente alegre y divertido. Entre el Ayuntamiento y la Plaza Mayor se instalaron varias carpas con mesas, para realizar el despiece de los dos cerdos, que tenían un peso aproximado de 300 kilos. Fueron muchos los vecinos que colaboraron para aprovechar la carne propia del cerdo para hacerla a la brasa.

Los dulzaineros de Cantimpalos animaron la fría jornada gastronómica, con la degustación a la hora del vermú de una cerveza con un pincho de jamón.

Más tarde empezó la degustación de los cerdos, con una gran fila de comensales, en la que se sirvieron más de 500 bandejas con panceta y filetes a la brasa, chorizo, pan, vino, agua y fruta, y de regalo, un mandil matancero. Para la degustación se instalaron mesas con sillas para todos los asistentes en las carpas.

Después de la sobremesa, hubo bingo, con sorteo de regalos, una paleta ibérica, lomo y chorizos. Y para los más pequeños hubo atracciones y encierros a cargo del grupo Puentetoro.

Hacia las ocho de la tarde se vendieron tortos en la carpa, en un acto amenizado por la charanga Flauti y Cía, por los bares de Cantimpalos.

Los organizadores, comisión de festejos, Ayuntamiento, peñas y asociación de bares, mostraron su satisfacción por el desarrollo de esta fiesta gastronómica, que fue todo un éxito, tanto por la buena acogida por parte de vecinos y visitantes, como por la colaboración del municipio.