W 12 2
Entrada a la localidad de Sanchonuño. / E.A.

La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Segovia ha mantenido ayer una reunión por videoconferencia, presidida por el delegado territorial, José Mazarías, y entre otros asuntos ha aprobado definitivamente las nuevas normas urbanísticas municipales de Sanchonuño.

El documento aprobado tiene como objetivo principal adaptar el actual planeamiento urbanístico de Sanchonuño a la legislación estatal y autonómica en vigor, ajustar el suelo urbano para responder a la demanda de vivienda existente y delimitar el suelo urbanizable suficiente para la implantación de nuevas actividades industriales para promover así un crecimiento industrial y residencial ordenado y coherente.

El municipio de Sanchonuño se localiza Tierra de Pinares, al sur de la localidad de Cuéllar, con una superficie de 2.925 hectáreas, de las que 1.850 (el 63,2 %) corresponden a usos forestales. Posee una estructura urbana heredada de su origen de núcleo de repoblación medieval, con calles estrechas dispuestas alrededor de la iglesia parroquial de Santo Tomás Apóstol. El crecimiento del núcleo tradicional se ha ido produciendo mediante ensanches sucesivos siguiendo la carretera CL-601 y sobre el trazado de la Cañada Real.

Con 930 habitantes, la tipología residencial mayoritaria en Sanchonuño es la de vivienda de dos plantas y la actividad industrial predominante es la transformación agroalimentaria y forestal. Ambos aspectos se tienen en cuenta en las nuevas normas urbanísticas que pretenden preservar el patrimonio arquitectónico, potenciando y fomentando la restauración y rehabilitación de las viviendas tradicionales y que, a la hora de habilitar suelo industrial persiguen que sea apropiado para la actividad agroforestal y para la implantación de nuevas empresas, dentro de esta localidad ya de por sí con un gran potencial empresarial.