Más de 2.200 años de historia en la escultura de La Granja

La colección de Felipe V llegó a reunir hasta 550 piezas de varias épocas

La conferencia atrajo a numerosos oyentes
La conferencia atrajo a numerosos oyentes/PATRIMONIO NACIONAL

Virginia Albarrán, conservadora de Nacional, cerró el ciclo de las conferencias ‘Martes en la Galería' de febrero, el cual ha estado dedicado íntegramente al Palacio de la Granja de San Ildefonso para celebrar su tercer centenario.
La ponencia ‘Alajas de rey' se centró en las numerosas esculturas que pueden contemplarse tanto en los jardines como en el interior del palacio, en total 550, comprendidas entre el siglo IV a.C y finales del siglo XVIII de nuestra era. Gran parte pertenecieron a la colección de Cristina de Suecia y a la del Marqués del Carpio, más de trescientas, que se sumaron a las heredadas por el rey o aquellas que le regalaron. No obstante, este monumental conjunto comenzó a disgregarse en 1791, ya durante el reinado de Carlos IV.
Según explicó Albarrán, el conjunto escultórico no tiene un motivo simplemente decorativo, sino que sigue un programa definido que se ajusta a las diferentes etapas de su precursor, Felipe V, quien en varias ocasiones se ve representado con el dios Apolo, mientras que su esposa, Isabel de Farnesio, se identifica con la diosa Diana.
Este afán guerrero se vería disuelto después del fallecimiento de su heredero Luis I, tras lo cual destacan las figuras que reflejan el paso del tiempo y la fugacidad de la vida.
Una colección imprescindible que podrá conocerse al detalle durante mayo y junio en una serie de visitas extraordinarias para celebrar el aniversario del palacio que se centrarán en las numerosas colecciones que se conservan en el conjunto histórico de San Ildefonso.