Dos operarios instalando fibra óptica en la localidad segoviana de Valseca./E.A.
Publicidad

La llegada de la banda ancha y el acceso de los ciudadanos a internet de alta velocidad es uno de los objetivos en la lucha contra la despoblación del medio rural. Las administraciones se han puesto a la tarea y en el caso de esta provincia, un total de 19.625 segovianos dispondrán de fibra óptica para mejorar la conectividad en los dos próximos años.

El Estado ha resuelto recientemente la convocatoria de ayudas a proyectos de operadores privados de comunicaciones electrónicas para el despliegue de redes de nueva generación. En esta convocatoria han sido seleccionados 14 proyectos que llevarán internet de, al menos 100 megas, al medio rural de Castilla y León, que recibirán ayudas por un importe superior a 27 millones de euros, cofinanciados por la Unión Europea mediante fondos Feder.

Los proyectos subvencionados beneficiarán a entidades de población de las nueve provincias, y en concreto en Segovia llegarán a 156 poblaciones, de todo el territorio, que en estos momentos no tienen un buen acceso a internet. Se trata de localidades pequeñas con pocos habitantes; de hecho, solo 14 superan los 500 habitantes (Aguilafuente, Ayllón, Cantalejo, Cuéllar, Chañe, Escalona del Prado, Fuentepelayo, Gomezserracín, Marugán, Olombrada, Prádena, Santa María la Real de Nieva, Sepúlveda), aunque en cuatro de esos municipios (Ayllón, Cuéllar, Santa María y Sepúlveda) las ayudas llegarán a pueblos que dependen de sus ayuntamientos, que no superan los 100 habitantes.

Una de las condiciones impuesta en la línea de ayudas es que todas las obras de extensión de la fibra óptica deben estar terminadas antes del 31 de diciembre de 2021, por lo que en dos o menos años los ciudadanos podrán contratar los servicios.

El objetivo del Programa de Banda Ancha que ha puesto en marcha el Gobierno es acelerar la extensión de la cobertura de las redes de banda ancha de muy alta velocidad, las de más de 100 megas, facilitando su despliegue en las zonas sin cobertura actual ni prevista en los próximos tres años, denominadas ‘zonas blancas’.

Han sido cuatro empresas del sector de la telefonía y las comunicaciones electrónicas, tanto grandes compañías como operadores locales, las que han resultado beneficiarias de estas ayudas, que harán posible la conectividad de 1.056 localidades de toda Castilla y León en las que residen 120.704 ciudadanos. Las empresas son Globe Operator Telecom, Ibernet Fibra, Orange España y Telefónica de España.

Estas primeras ayudas reducirán considerablemente el número de localidades segovianas que corren el riesgo de quedarse aisladas digitalmente al no poder acceder a un internet de calidad. Sin embargo, aún siguen siendo muchos los núcleos que están en peligro, en concreto 111, que dependen casi en exclusiva de que las administraciones públicas subvencionen a las operadoras para prestar el servicio.