Imparable y perseverante, uno de los mejores ejemplos de mujer para estos días es Marina Muñoz, que este pasado fin de semana conquistaba Europa haciéndose con el tercer puesto en el Campeonato Europeo de Duatlón sub-23.

La cita tenía lugar en Punta Umbría y la cuellarana, en las filas del Triatlon Soriano, iba preparada para dar lo mejor de sí misma. Así fue; después de completar 5 kilómetros a pie, 20 en bicicleta y otros 2,5 en carrera en 1:03:16, Marina se alzaba con el tercer puesto en el pódium sub-23. Marta Pinatel revalidó el primer puesto, seguido de Laura Swannet, para dejar espacio a la cuallerana y su bronce. Muñoz se encuentra en lo más alto después de conseguir el puesto 16 en la clasificación élite. Muñoz reconoce que era consciente de la dureza de la carrera y “solo con estar en la salida con grandes atletas me valía”. Asegura que lo dio todo en cada parte y se encontró “de maravilla en los 5 primeros”. “Seguro que ha sido una de las carreras más agónicas que he corrido, pero como sabía en que puesto estaba, iba sufriendo pero feliz”, explica. Felicidad comparable a la que contagia a todos los cuellaranos que disfrutan sus éxitos

Su próxima cita se emplaza en abril, el Campeonato de España de Duatlón, y dados los últimos resultados, las sensaciones son muy positivas tanto para ella como para sus seguidores. Le espera un mes de duro entrenamiento para volver a superarse y volver a sorprender a todos.