El presidente de la Junta de Castilla y León, tercero por la izquierda, acompañado por los representantes del PP de Segovia, con sus presidenta Paloma Sanz a la cabeza. / rocío pardos
Publicidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, exige a Pedro Sánchez que deje su situación de “radicalidad” y dialogue desde “la moderación y el sentido común” para que haya un gobierno en España. El líder del Partido Popular de Castilla y León, que ha asistido hoy en Cantalejo a la paella de inauguración del curso político del PP de Segovia, denuncia la incertidumbre que está generando el presidente en funciones de España, “que no es capaz de llegar a ningún acuerdo” y le pide que empiece a dialogar “de verdad, a acordar y pactar”. Por su parte, Mañueco destaca el trabajo del PP de Castilla y León, “que hemos dialogado, hemos acordado, hemos pactado con otras fuerzas políticas, desde la moderación, para trabajar por las personas de Castilla y León, crecer y crear empleo”.

El presidente popular se ha visto respaldado por el senador autonómico por Castilla y León, Javier Maroto, que también se ha acercado a Cantalejo para iniciar el curso político de su partido, junto a unos 700 alcaldes, concejales y militantes del PP de Segovia. En su opinión, “Pedro Sánchez es el único socialista incapaz de formar un gobierno con Podemos, cuando lo están haciendo los barones territoriales del PSOE. O está tomando el pelo a las comunidades autónomas que gobierna porque le parecen menos importantes que él o tiene un problema de diálogo y consenso con sus socios naturales, independentistas y Podemos”.

A preguntas de los periodistas, Maroto ha afirmado que el PP “no maneja el escenario electoral, porque no considera que la irresponsabilidad del Gobierno actual pueda llegar a producir las cuartas elecciones generales en menos de dos años en España”.

En su intervención, el presidente de la Junta ha aludido al problema que, a su juicio, está generando el Gobierno en funciones de Sánchez, por rechazar el anticipo de los ingresos que corresponden a las comunidades autónomas. En concreto, Castilla y León reclama 442 millones de euros que deben llegar a la comunidad en relación con los anticipos a cuenta de 2019 y con la liquidación del IVA de 2017.

Mañueco ha manifestado en Cantalejo que se ha solicitado una reunión urgente del Consejo de Política Fiscal y Financiera, “para que se den las explicaciones pertinentes y para que cuanto antes se busque una solución a un problema que está afectando a las comunidades autónomas, y lo que es más grave, al funcionamiento ordinario de los servicios públicos”. A este respecto, el senador Javier Maroto, ha apuntado que el PP en el Senado va a pedir la comparecencia de la ministra de Hacienda, para que dé cuenta de porqué está faltando a la verdad”.