Coche de la Policía Local de El Espinar. /E.R.
Publicidad

El estado de alarma y el confinamiento impuesto por el Gobierno Central ante el avance del coronavirus no ha impedido que en estos días muchos madrileños con segundas residencias en El Espinar se hayan saltado la ley, hecho las maletas y viajado por la A-6, a pesar de las indicaciones de las autoridades. “Tenemos conocimiento de bastante gente, porque nos han llamado intentando que entendiéramos la situación, que se ha contagiado en Madrid y han decidido venir al Espinar a pasar la cuarentena”, explica el alcalde espinariego, Javier Figueredo.

Esta situación que se ha producido desde el día que entró en vigor el estado de alarma está generando mucho malestar entre la población local que se siente amenazada por tener que compartir espacios públicos como comercios y supermercados con “personas que se están saltando la ley y nos están poniendo en peligro a todos”. Pero la situación lejos de mejorar, empeora, y la Policía Local está recibiendo llamadas de espinariegos denunciando la llegada al municipio de vecinos que residen en Madrid. “Si te das una vuelta por la zona de ‘Los Concejos’ o por ‘El Cabezuelo’ se pueden ver casas que están todo el año cerradas y estos días tienen luz”, expone el alcalde.

Hasta el momento, la situación se encuentra controlada en El Espinar y los casos confirmados de Covid-19 no superan los 50, dentro de una población que estos días ronda los 15.000 habitantes. Los agentes de policía están teniendo que intervenir en disputas vecinales casi a diario entre vecinos que residen en El Espinar todo el año y otros que “acaban de llegar”. Frases como: “Vete de aquí que nos vas a contagiar a todos” o “te estás saltando la ley, piensa en nuestros mayores”, se han podido escuchar en las calles espinariegas.“Hemos pedido a la Policía Local y la Guardia Civil que hagan controles y sancionen a las personas que se están saltando la ley viniendo al Espinar”, indica Figueredo.

El confinamiento está empezando a pasar factura a todos y los nervios de los espinariegos se encuentran a flor de piel en estos momentos de máxima tensión e incertidumbre. “Estamos siguiendo todas las indicaciones de las autoridades sanitarias, desinfectando espacios públicos de los cuatro núcleos coordinados con los trabajadores de la Diputación y elaborando mascarillas en nuestras casas. Es el momento de mantener la calma y pensar en el bien común”, explican.