Los pueblos reducirán sus presupuestos este año en torno al 20 %

El capítulo de festejos cuenta con todas las papeletas para ser el primero en el que los ayuntamientos de la provincia rebajarán sus gastos en el presente ejercicio

2

Si 2009 fue un año difícil para los ayuntamientos de la provincia de Segovia, 2010 no será menos complicado. La crisis económica persiste y el pronóstico apunta que tardará en desvanecerse. Así que los pueblos deberán apretarse un poco más el cinturón a la hora de elaborar sus presupuestos económicos para el presente ejercicio.

Un pequeño sondeo sin valor estadístico realizado por esta Redacción induce a pensar que la gran mayoría de los pueblos de la provincia reducirá este año sus presupuestos. Fijar el porcentaje exacto resulta más problemático, aunque no distará del 20%.

“Intuímos que habrá una reducción de entre el 15 y el 20% en nuestro presupuesto”, afirma el alcalde de Cuéllar, Jesús García (PP). “No se que encaje de bolillos tendremos que hacer los ayuntamientos, pero en cualquier caso resultará peliagudo”, agrega.

A los problemas económicos que arrastra Cuéllar, se une ahora otro, el de la reducción de los ingresos que recibirá la villa procedentes de los tributos del Estado. He ahí el verdadero quid de la cuestión. Los ayuntamientos percibirán menos dinero de los tributos de Estado, lo que repercutirá en los presupuestos de 2010.

En tal situación, los alcaldes se hacen una pregunta: ¿Dónde se recorta?. Para el regidor de Cuéllar, la partida de personal “es intocable”, así que, en su caso, “deberemos tocar otro tipo de gastos que, a pesar de ser necesarios, habrá que suprimir”.

Las tijeras también cortarán el presupuesto de El Espinar, que situará en torno a los nueve millones de euros. Su alcalde, David Rubio (PP) es consciente de que los ingresos de los tributos del Estado “van a bajar”. Pero, en el caso de El Espinar, posiblemente este descenso se amortigüe gracias a otro ingreso, el del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). El año pasado, en el municipio se dieron de alta cerca de 1.300 inmuebles, en gran parte debido a una revisión de inmuebles impulsada desde el Ayuntamiento. “No me atrevo a decir que los ingresos del IBI vayan a compensar toda la reducción de los tributos del Estado, pero sí una parte significativa”, estima Rubio.

En cualquier caso, en cumplimiento del Plan de Saneamiento elaborado en 2009 recudirá este año sus gastos. ¿En qué?. “En festejos y en luz, por ejemplo”, dice Rubio.

Por lo visto, el capítulo de festejos será uno de los grandes damnificados por la crisis económica. El alcalde de Cantalejo, José Antonio Sanz Martín (PP), calcula que su Ayuntamiento disminuirá este año sus ingresos “en unos 400.000 euros”, lo que obligará al municipio a contraer el gasto corriente. “Hay servicios en los que resulta muy difícil hacer recortes, como personal o gastos derivados del funcionamiento de nuestras instalaciones”, así que habrá que mirar hacia otro lado”, señala. Ese ‘otro lado’ hace referencia, sobre todo, a “fiestas, actividades culturales y deportivas”, sin olvidar el deseo de “ahorrar en teléfono y consumo de energía”.

Benjamín Cerezo (PP) / alcalde de Riaza.- “Calculo que nuestro presupuesto bajará de un 20 a un 30 por ciento”, pronostica el alcalde de Riaza, Benjamín Cerezo (PP). El de 2009 fue de 2,4 millones. El de 2010 rondará los 2 millones. “Tendremos que recortar en aquellos gastos que son más superfluos para el municipio (…), habrá que bajar en fiestas, cultura, deportes, gasto energético; va a ser un año dificilísimo porque la crisis sigue ahí”.

José Luis Vázquez (PSOE) / alcalde de San Ildefonso.- A diferencia de la mayoría de los alcaldes, José Luis Vázquez (PSOE) insiste que, en San Ildefonso, los presupuestos de 2010 van a ser “muy similares” a los de 2009. “Nosotros vamos a seguir invirtiendo mucho para generar empleo; es hora de trabajar para ello”, declara. Según explica el regidor, San Ildefonso “tiene todavía capacidad para endeudarse y, si es necesario, la utilizaremos”.

Domingo Asenjo (IU) / Palazuelos de Eresma.– Uno de los municipios que realizará una reducción más drástica en sus presupuestos es Palazuelos de Eresma. Su alcalde, Domingo Asenjo (IU) estima que el recorte será en torno al 30%. “La partida que más se reducirá será la de inversiones”, ha explicado el regidor. El municipio pretende aplicar su ‘Plan de Saneamiento’ cuyo objetivo principal es amortizar la deuda del municipio en el plazo de cinco años.