Los gabarreros lucen maestría en el oficio ante centenares de personas

Javier Pérez de Andrés dio lectura al pregón con un hacha en la mano para rendir homenaje a esta herramienta imprescindible en el monte

1

La Fiesta de los Gabarreros pudo celebrarse ayer en El Espinar con normalidad. Centenares de personas acudieron hasta esta localidad para presenciar en directo distintas exhibiciones del viejo oficio de los trabajadores del pinar, que es una seña de identidad del municipio segoviano.

Los actos comenzaron en El Pinarillo donde se plantaron varios pinos y árboles de otras especies para repoblar la zona que ha sido dañada este invierno. Ésta es una actividad que por primera vez se ha incluido en la fiesta organizada por el Ayuntamiento y el Centro de Iniciativas Turísticas (CIT) de El Espinar. Después el público siguió los trabajos de corta y limpia de árboles, que ya troceados fueron transportados a lomos de burros y caballos hasta la plaza de la Constitución. Todas estas actividades se han realizado al modo que lo hacían los antiguos gabarreros para dar a conocer y hacer valer este oficio que ha contribuido a mantener el cuidado del bosque.

En la plaza de la Constitución, junto al Ayuntamiento, el periodista Javier Pérez de Andrés, dio lectura al pregón que el sábado no pudo ofrecer en San Rafael a causa del temporal de nieve y viento. Durante su intervención Pérez de Andrés mantuvo levantada un hacha en su mano derecha rindiendo homenaje a esta imprescindible herramienta para los hombres del monte a los que está dedicada esta fiesta. El periodista vinculado a la información de agroalimentación y turismo de Castilla y León, que ha estado todo el fin de semana conversando con los gabarreros y vecinos de los distintos núcleos que integran el municipio, trató con su pregón de devolver parte del cariño que ha recibido de las gentes de El Espinar en los últimos 20 años, según él mismo confesó. Pérez de Andrés, además de destacar la importancia de un oficio “cuya pervivencia nos garantiza que seguirá habiendo bosques en esta parte de Segovia”, recordó la influencia que la “Suiza española” ha tenido y tiene en grandes personalidades de la literatura, el protagonismo que ha alcanzado en el calendario deportivo gracias al torneo Villa de El Espinar (Open Castilla y León) y los ejemplos de solidaridad que siempre han dado sus vecinos ya sean con las víctimas del terrorismo o con persona de países en vías de desarrollo.

Todos los años la organización de la fiesta recuerda a las personas que han dedicado su vida al monte y de esta forma han contribuido ha mantener el patrimonio natural del que todos nos beneficiamos; y lo hace designando a tres “gabarreros de honor”, distinción que ayer fue entregada a Manuel Blanco de La Estación, Martín Rubio de San Rafael e Ignacio Turrero de El Espinar.

Después, el hachero José Cañete subió por un árbol “plantado” en la plaza para quitarle la “cogota” e ir descendiendo a la vez que cortaba las ramas. Cuando el leñador llegó al suelo se procedió a talar hasta tumbar el tronco, que después fue troceado ante la mirada atenta de más de mil personas. La fiesta continuó por la tarde con un concierto de la Banda de Música de El Espinar.

El público que acudió a la Fiesta de los Gabarreros pudo visitar la Feria de Muestras, instalada en la plaza de la Constitución y degustar los menús confeccionados por los cinco restaurantes que participan en las XII Jornadas Gastronómicas.

Red de Municipios Forestales

El alcalde de El Espinar, David Rubio, ha anunciado que el próximo día 16 de marzo en Madrid se constituirá la Red Española de Municipios Forestales que quiere representar a los municipios y entidades locales propietarios de terrenos forestales del Estado y defender conjuntamente sus legítimos intereses y reivindicaciones a todos los niveles, así como promover la gestión forestal como una actividad más dentro de la ordenación territorial municipal. El Ayuntamiento de El Espinar ha sido uno de los principales promotores de esta asociación que contará como socios fundadores con los municipios de Enguera (Valencia), Albarracín (Teruel), Cazorla (Jaén), Montagut (Girona) y Covaleda (Soria), además del segoviano ya citado, si bien también se espera la pronta entrada de Coca.