20 1 WEB
El agua de Las Fuentes corre ya por la red de Lastras y los vecinos ya pueden disfrutarla. /E.A.

“Se informa de que, debido al cambio de suministro del agua del manantial de Las Fuentes a la red de abastecimiento municipal, y habiendo realizado las correspondientes analíticas siendo su resultado favorable, se declara el agua apta para el consumo. Consecuentemente, se anula el reparto de agua que se venía haciendo todos los lunes. Queremos expresar nuestro agradecimiento a todos los vecinos, especialmente a los que han apoyado de forma más activa la consecución de este objetivo”. Con este bando del alcalde amanecían ayer los vecinos de Lastras de Cuéllar, una noticia que esperaban antes, pero que al fin ha llegado. Los lastreños ya pueden beber agua del grifo. Se trata de un hecho que nadie pensaría que fuera real en pleno siglo XXI, pero sí, esta localidad llevaba siete años esperando una solución para poder acceder a una de las situaciones más cotidianas de la vida. 2022 llega con buenas noticias para este pequeño pueblo de 344 habitantes de la tierra de pinares.

Ayer fue como un día de fiesta en Lastras de Cuéllar, como explicaba la plataforma Lastra Potable Ya!, que “celebra” tener agua potable en sus grifos tras siete años sin ella. En un comunicado de prensa anunciaban que los vecinos de Lastras de Cuéllar ya pueden beber agua del grifo desde el viernes, tras la finalización de las obras licitadas por Somacyl. “Unas obras que han tardado más de lo que debieran y de las que aún faltan algunos flecos por atar, ya que el agua corre por Lastras de Cuéllar gracias a un provisional grupo electrógeno, a la espera del permiso de Fenosa que permitirá finalmente conectar las bombas”, apuntaban.

Desde la plataforma, agradecen a todos y cada uno de los vecinos de Lastras por haber estado siempre dispuestos a participar y colaborar con la plataforma. Y también agradecen el trabajo de la corporación municipal, así como el de los medios de comunicación por “habernos dado voz en esta andadura que ya parece resuelta”.

La Junta anunciaba el jueves por la tarde que esta semana habían comenzado las pruebas de abastecimiento de agua a Lastras de Cuéllar, una vez que ha comenzado a funcionar el nuevo depósito en el Cega, así como los bombeos desde el manantial de Las Fuentes hasta la localidad. En la actualidad, se están realizando las comprobaciones, para asegurar que se empieza a consumir toda el agua sin mezcla con el anterior suministro. “El nuevo abastecimiento superficial para Lastras de Cuéllar se localiza en el mismo punto donde ahora tienen su toma tanto Aguilafuente como la Mancomunidad de Pinares. El agua del manantial de Las Fuentes es de una excelente calidad”, decían desde la Delegación Territorial. El alcalde de Lastras de Cuéllar, Andrés García, confirmaba poco después que los vecinos ya podrían beber agua del grifo desde ayer.

Aunque aún queda por recepcionar la obra y los sistemas automáticos están funcionando con un grupo electrógeno provisional, a la espera de que la compañía eléctrica dé la corriente, el agua ya llega a Lastras de Cuéllar.

Las obras realizadas han contado con una inversión de 551.264,96 euros, financiados por la Junta, la Diputación Provincial y el Ayuntamiento de Lastras de Cuéllar. Tras años de protestas y movilizaciones, llegó la solución definitiva en 2020 con el proyecto de derivación del agua del manantial de Las Fuentes. Se encargó la redacción del proyecto ahora ejecutado, que contemplaba una toma de agua en este manantial, así como el sistema de impulsión necesario para su conducción hasta el depósito elevado del municipio.