El salón de plenos de Palazuelos de Eresma acogió el primer pleno de la Mancomunidad. / E.A.
Publicidad

Los pueblos de la Mancomunidad de La Atalaya cuestionan la calidad del agua durante el periodo estival. Este problema se puso de manifiesto en el primer pleno de la entidad, tras las elecciones municipales de mayo, en el que se estableció la estructura de dirección de La Atalaya, cuyo presidente para este mandato será el concejal de Ciudadanos de Palazuelos de Eresma, José González Mayoral.

Durante el pleno, el alcalde de Trescasas, Borja Lavandera, una de las localidades que integra esta Mancomunidad del Alfoz de Segovia, junto a La Lastrilla, San Cristóbal de Segovia y Palazuelos de Eresma, manifestó su preocupación por el “mal sabor y olor” del agua que están consumiendo los vecinos de estos municipios a lo largo del verano, principalmente durante los meses de agosto y septiembre, cuando la sequía obliga a incrementar la aportación de agua del embalse del Pontón Alto (hasta un 80 por ciento) y se reduce la procedente del río Cambrones.

Borja Lavandera, en declaraciones a esta Redacción, explicó que, a pesar de que el agua que se destina al abastecimiento “cumple con los parámetros de potabilidad” que establece la normativa, “su calidad disminuye, por lo que no es agradable”. El alcalde de Trescasas puso en duda el trabajo de Aquona, empresa que gestiona la potabilizadora (ETAP) del Maderuelo, tras la inversión realizada por la Mancomunidad, unos 100.000 euros,  en la instalación de unos filtros de carbono en esa planta, para mejorar la calidad del agua, “y vemos que cuando en verano viene más agua del embalse del Pontón Alto, huele y sabe mal”.

El alcalde de Trescasas insistió en que el agua cumple con los parámetros, pero propuso en el pleno de La Atalaya exigir a Aquona alguna solución para mejorar el tratamiento del agua y así sus condiciones. Borja Lavandera recordó que la Mancomunidad prorrogó el contrato de explotación de la ETAP a Aquona diez años más, a cambio de mejoras en el abastecimiento de agua.

Por lo demás, durante el pleno se aprobó establecer una periodicidad de los plenos de la Mancomunidad, cada dos meses, y se designó a Jesús Nieto, alcalde de Palazuelos de Eresma, como representante de La Atalaya en el Consorcio Provincial de Medio Ambiente. Además, los cuatro alcaldes de los municipios que integran la entidad formarán el consejo directivo de la Mancomunidad de La Atalaya.