Los orígenes vacceos de Cuéllar se muestran en Tenerías. / C.N.
Los orígenes vacceos de Cuéllar se muestran en Tenerías. / C.N.

El espacio Tenerías se ha convertido en el epicentro de la cultura de antepasados durante estos meses acogiendo la muestra ‘Vacceos, los orígenes de nuestro pueblo’. A la inauguración del pasado diciembre asistieron, además de la concejal de Patrimonio y el alcalde, los comisarios de la muestra: la cuellarana Montserrat García y Joaquín Barrio, así como el responsable de estudios vacceos del centro Federico Wattenberg de la Universidad de Valladolid, Carlos Sanz. Desde entonces, la exposición no ha dejado de sorprender a  los visitantes y lo hará hasta el próximo 20 de marzo. 

Grandes vitrinas muestran una colección de objetos que han salido por primera vez de su lugar para acercar la historia de los orígenes de Cuéllar a sus propios vecinos. Se trata de objetos procedentes de la villa en un periodo en el que se consolidó la permanencia de un poblado que posteriormente sería arrasado por las tropas romanas en su avance por la conquista de Hispania.  

Para Joaquín Barrio la exposición “era oportuno hacerla en Cuéllar con los objetos arqueológicos que proceden de las diferentes investigaciones que se han hecho aquí a lo largo de muchos años”. Se sabe que el primer hallazgo que se produce en la villa sobre los restos protohistóricos que hoy se vinculan a la Cuéllar Vaccea se hizo en 1925 por Manuel Aulló, y fue entonces cuando se empezó a tener conocimiento de esta base histórica en la localidad. El hallazgo se hizo en la zona conocida como “Las Erijuelas”, pero este espacio no ha sido el único que ha proporcionado piezas vacceas; a lo largo de los años también se han hecho descubrimientos en la Plaza del Castillo, calles Puerto Rico, Panamá, Cuevas, Escuelas, en la iglesia de San Martín y en las últimas obras que se hicieron en la calle Palacio. Así, se determinó que el poblado vacceo ocupó una extensión más allá de la Plaza del Castillo, al que rodeó una muralla hecha de adobe y que coincide con el trazado de la muralla medieval que se conoce hoy en día. 

La muestra recoge en vitrinas y paneles una colección de piezas arqueológicas procedentes del Museo de Segovia  pero halladas en la villa, más otras procedentes de la conocida como ciudad vaccea ‘Pintia’, en Padilla de Duero, además de otras de Coca. Los materiales de estos objetos van desde el hueso hasta la piedra o el metal, así como las cerámicas decoradas. De entre los hallazgos, los expertos destacaron como curiosidad una figura de barro que representa la parte delantera de un bóvido que ha perdido los cuernos; al parecer, para los vacceos, el toro fue referencia de poder, fortaleza, fertilidad y también riqueza económica.

CONFERENCIAS

Para completar esta exposición de gran interés, se están celebrando una serie de conferencias.  La próxima tendrá lugar el 22 de enero y versará sobre el ‘Cerro Tormejón Vacceo’ de Armuña, a cargo de Raúl Martín Vela, del Proyecto Eresma Arqueológico. El día 29 de este mes, Carlos Sanz, director del Centro de Estudios Vacceos Federico Wattemberg de la UVa, hablará de ‘Pintia Vaccea’. Para concluir este ciclo, J. Francisco Blanco, de la UVa, hablará de ‘Cauca Vaccea’. Todas las conferencias se desarrollarán en el Palacio de Pedro I a las 20.00 horas, con entrada libre hasta completar aforo.