IMG 1136
IMG 1136

Los niños de la villa de Cuéllar han sido los encargados de inaugurar la Plaza de La Soledad ayer domingo en una tarde dedicada a ellos. El ‘Día del Niño’ ha servido para dedicarles unas horas de este verano en el que por fin se puede volver a disfrutar de atracciones como las que llenaron este renovado espacio. Varios hinchables acuáticos hicieron las delicias de los más pequeños en otra jornada en la que el calor fue sofocante; de hecho, las atracciones se abrieron al público a las 19.00 horas para evitar las horas más intensas, pero el calor siguió siendo elevado, propio para unas actividades de este tipo. Familias enteras disfrutaron de esta actividad con la que se dio por inaugurada la Plaza de La Soledad.

Las obras concluyeron hace varios días tras meses de ejecución y el retraso de casi un año. La licitación se otorgaba en 2021 y se repetiría de nuevo, hasta ser en la tercera ocasión en la que se adjudicara la obra a la empresa local Mariano Rico, que trasladó su maquinaria para comenzar en mayo de este 2022. Una obra “compleja, complicada y contrarreloj”, así la calificaba el alcalde de la localidad en su inicio, pero que ha cumplido plazos y deja la plaza apta para todas las actividades que este agosto se desarrollarán en este recinto. Principalmente preocupaba llegar a las fiestas de Cuéllar, momento en que la Plaza de La Soledad se convierte en punto importante de paso junto a los encierros, y donde se colocan propuestas culturales como las orquestas nocturnas.

Las condiciones económicas fueron las mismas que en el segundo pliego de licitación, con un presupuesto de 123.742,03 euros. El resultado ha sido un mayor espacio gracias a la eliminación del ‘pipican’ y haber ganado unos metros al sendero de paseo junto al parque infantil. La plaza cuenta ahora con más de una decena de estacionamientos en batería, y concluye así la adecuación de otra zona de San Francisco, como parte de un gran proyecto de renovación de todo este espacio.