Un momento del primer encuentro celebrado en las instalaciones de Copese, en Coca, con la asistencia de empresarios de la comarca. / E.A.
Un momento del primer encuentro celebrado en las instalaciones de Copese, en Coca, con la asistencia de empresarios de la comarca. / E.A.
Publicidad

Empresarios de la comarca de Coca coinciden en reclamar que se facilite la instalación de industrias en la provincia con el fin de evitar la despoblación, un problema que afecta a todo el territorio y que ralentiza el desarrollo económico de Segovia. Esta es una de las conclusiones del primer encuentro de trabajo con industriales, organizado por la Federación Empresarial Segoviana (FES), que pretende recabar las principales necesidades del tejido industrial de la provincia, escuchar sus propuestas y conseguir unidos mejorar la situación económica de Segovia.

Esta primera reunión, que la patronal pretende repetir en diferentes zonas de la provincia, tuvo lugar el jueves en las instalaciones de la empresa Copese, en Coca, con la participación de una quincena de empresarios de la comarca, encabezados por el presidente de la FES, Andrés Ortega, y el secretario, José Luis de Vicente. Desde la Federación consideran que la despoblación es una cuestión fundamental que hay que abordar de forma prioritaria, y que podría frenarse con la atracción de empresas a la provincia. Así lo cree también, Miguel Ángel González, de la empresa Transportes Navatrans (Navas de Oro), uno de los asistentes al encuentro, que incidió en la importancia de “traer gente” al medio rural, haciendo un llamamiento a las administraciones para incrementar las inversiones en infraestructuras y nuevas tecnologías, para hacer la provincia atractiva a nuevas empresas. En su opinión, Segovia no sabe aprovechar su cercanía con Madrid, y comparó la provincia con el ‘corredor del Henares’, una de las zonas con más implantación industrial del entorno de la capital de España. A este respecto, el presidente de la patronal apuntó que la competencia del ‘corredor del Henares’ es “brutal”, “porque tienen suelo industrial barato y no tienen el hándicap que tenemos nosotros del túnel, con el consiguiente peaje”. En este sentido, Andrés Ortega cree que es “utópico”pensar que grandes empresas como Amazon puedan llegar a Segovia. “Es imposible competir con los centros logísticos que tiene el corredor del Henares”, afirmó.

Pero Segovia debe estar preparada para empresas de otras características, interesadas en instalarse en la provincia, a las que hay que ofrecer los mejores servicios. Esta opinión, compartida por todos los presentes en el encuentro de Coca, fue subrayada por el director del Grupo Copese, José Muñoz, quien considera “fundamental que vengan empresas, porque luego todo viene rodado, por lo hay que dar más facilidades”.

Sin duda, la carencia de infraestructuras que sufre Segovia, sobre todo en el medio rural, en cuanto a comunicaciones y nuevas tecnologías, es otro de los hándicaps que los empresarios de la comarca de Coca remarcaron en la reunión. José Muñoz intervino de nuevo para manifestar que la ausencia de fibra óptica en la mayoría de las zonas industriales de la provincia, por ejemplo, “ralentiza el negocio”. “Cuando construyen un polígono industrial —planteó— hay que dotarlo con las mejores infraestructuras, también de carreteras y accesos”, poniendo como ejemplo su planta de Coca, en la que se prevé que se multipliquen por cinco los movimientos de camiones de pienso, “pero no tenemos ni un acceso adecuado”. Esta carencia también fue puesta de manifiesto por otros empresarios de la comarca, como Quintín Maestro, de Talleres y Grúas Nava, quien lamentó que “hasta que no ocurra una desgracia, no van a cambiar la carretera”, y el director de Caja Viva-Caja Rural, José María Chaparro, que acudió a la reunión con el jefe de zona de Caja Rural, José Francisco Herrero, y el gestor de empresas de Caja Viva, Diego Martín. Chaparro contó el caso de la entidad que dirige, en la que tuvieron que invertir más de 400.000 euros para crear una red privada virtual, con el fin de obtener una buena comunicación.

Todos los empresarios coincidieron en que otro problema al que se enfrentan es la falta de personal cualificado en la provincia para determinados puestos de trabajo, por la marcha de muchos segovianos a Madrid. Por ello, la formación es una de las apuestas que desde la FES se está impulsando en los últimos años y que los empresarios valoran. En el encuentro se conoció una de las iniciativas que aboga por la formación que se ha puesto en marcha en Anaya, el complejo ‘Solaz del Moros’, promovido por Rafael Sanjosé y Alberto Hoyos. Este último explicó que, además de ser un complejo turístico, el proyecto incluye una “escuela de negocios”, en la que se impartirá formación de gestión, con título universitario. “La formación da competitividad”, aseguró Hoyos.

Por su parte, otros empresarios, como Javier Rodríguez, de Electro Nava, y Juan José Martín, del concesionario Renault de Nava, hablaron también de las dificultades del pequeño comercio, con cierre de establecimientos todos los días, e insistieron en la falta de ayudas de la administración. Un fructífero intercambio de experiencias entre un grupo de empresarios, a los que Andrés Ortega nombró “embajadores de la FES”.